La Policía de Sant Antoni cursa dos nuevas denuncias contra Amnesia después de que haya vuelto superar su horario

La Policía Local de Sant Antoni ha interpuesto este domingo dos nuevas denuncias contra la discoteca Amnesia tras personarse en el local en compañía de agentes de la Guardia Civil y constatar que su actividad continuaba más allá de las seis de la mañana, hora en la que debe cesar.

El establecimiento había solicitado una autorización especial para alargar su actividad hasta las 12.00 de la mañana, pero esa autorización fue denegada por el Ayuntamiento de Sant Antoni “debido a los reiterados incumplimientos en el horario de cierre por parte de este local que ha excedido el tiempo de apertura en tres ocasiones sólo en la última semana”, según informa el Ayuntamiento en un comunicado.

Pese a la denegación, Amnesia continuó este sábado comercializando entradas para su ‘closing party’ y anunciando que esta se prolongaría más allá de las 06.00 horas, por lo que los agentes acudieron a la discoteca a la 07.00 de la mañana, denunciaron de nuevo al establecimiento y ordenaron el cese de la actividad.

A las 11.00 horas regresaron y comprobaron que la fiesta continuaba por lo que interpusieron una segunda denuncia y levantaron una nueva acta en la que se hace constar la desobediencia y que se incluirá como agravante en el expediente de infracción que se abra por este último incumplimiento. La Policía Local ha denunciado a esta discoteca por incumplimiento de horario 15 veces este verano.

Sin embargo, la normativa en vigor (Ley/2013, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de Instalación, Acceso y Ejercicio de Actividades en las Illes Balears) contempla que el incumplimiento del horario de cierre no puede ser considerado infracción muy grave ni decretarse la suspensión de la actividad a no ser que hubiera en el año anterior expedientes cerrados y sanciones por la misma infracción.

El Ayuntamiento de Sant Antoni no interpuso el año pasado ninguna denuncia por incumplimiento de horarios contra este local, por lo que el actual equipo de gobierno no ha podido ordenar la suspensión pese a los reiterados incumplimientos, aunque se instruirán los expedientes que correspondan.

Además, no es aconsejable paralizar la actividad y obligar al desalojo del lugar teniendo en cuenta que reúne a miles de personas cuya seguridad no puede garantizarse en una actuación de estas características, según se señala en la nota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here