2 octubre 2015

La Fiscalía reclama 16 años de cárcel para Alejandro Feliu por ayudar a defraudar al fisco más de 3,3 millones de euros

La Fiscalía reclama 16 años de cárcel para Alejandro Feliu por ayudar a defraudar al fisco más de 3,3 millones de euros

La Fiscalía Anticorrupción reclama 16 años de cárcel para el abogado Alejandro Feliu, socio del Bufete Feliu -investigado en varios procesos judiciales por numerosas estafas y defraudaciones a Hacienda- por presuntamente haber ayudado a eludir el pago de más de 3,3 millones de euros al fisco y a blanquear 3,7 millones mediante la compra de distintos inmuebles en Mallorca.

Feliu volverá a sentarse en el banquillo de los acusados en el marco del conocido como caso Relámpago, y lo hará a partir del próximo lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares.

Junto a él será juzgado el propietario del patrimonio adquirido mediante ganancias ilícitas en Reino Unido, Peter Brian Bradley, quien ocultó deliberadamente el origen, la cuantía y la titularidad de su riqueza. El Ministerio Público solicita 12 años de prisión para el procesado.

También se sentarán en el banquillo los acusados Alejandro Bellapart, quien junto a Feliu ayudó en la creación de mecanismos de ocultación (se enfrenta a una petición de tres años de cárcel); la supuesta testaferro Maria Antònia Ferragut (diez meses de prisión); el notario y exsecretario general del PP balear Alberto Herrán, que permitió introducir en España los fondos de origen ilegal (un año y cuatro meses), y Monika Sonja, quien también habría omitido sus obligaciones tributarias (dos años).

Tal y como postula la Fiscalía en su escrito de acusación, tanto Feliu como Bellapart proporcionaron los medios necesarios -sociedades en paraísos fiscales, cuentas corriente puente para evitar identificar al titular de los fondos, y pagos en efectivo- para ayudar a Bradley en su actividad delictiva.

Se puso en marcha así un esquema de empresa ‘pantalla’ para que la Agencia Tributaria fuese incapaz de exigir y controlar el correcto cumplimiento de las obligaciones tributarias, al tiempo que se ocultaba a las autoridades judiciales el origen delictivo de los fondos, además de permitir que los bienes que Bradley iba a obtener y disfrutar eludieran el correcto pago de los distintos impuestos y sacara de este modo sustanciosos provechos económicos.

El británico, según la acusación pública, utilizó para ello tres sociedades instrumentales (dos de ellas radicadas en paraísos fiscales). Una de ellas, Bell Brogit, la constituyó en septiembre de 2004 con un capital de 6.000 euros y a través de la misma formalizó la compraventa de una vivienda unifamiliar en la urbanización Sol de Mallorca, en Calvià, por 1,85 millones de euros.

“El pago de 1,85 millones por parte de una sociedad que sólo tiene 6.000 euros resulta, cuando menos, llamativo”, enfatiza la Fiscalía, que incide en que, dada la incapacidad de la empresa recién constituida para realizar el pago, ésta “tuvo que realizarse por los socios, que son sociedades radicadas en paraísos fiscales”.

ALBERTO HERRÁN NO INFORMÓ DE LAS OPERACIONES SOSPECHOSAS

En este contexto, el escrito recalca que en esa fecha el fedatario público Alberto Herrán, quien dimitió como secretario general del PP en 1995, debía informar de las operaciones sospechosas de blanqueo de capitales, cosa que no hizo. Es más, tanto Feliu como Bellapart realizaron los actos necesarios para que los 1,85 millones de euros pudieran entrar en el circuito legal y ordinario.

Por su parte, prosigue la Fiscalía, Ferragut compareció ante el notario en representación de una sociedad panameña e intervino en la constitución de una sociedad española de la que fue nombrada administradora. Inmediatamente después, adquirió un inmueble con un valor declarado de 1,8 millones.

El fiscal relata cómo en el año 2003 Bradley afloró fondos por un valor total de 3,7 millones de euros, por lo que debía haber tributado una cuota del IRPF de 1,6 millones. Mientras tanto, durante 2004 operó con 3,3 millones y eludió declarar 1,4. Finalmente, en 2006 obtuvo una renta de 1,2 millones por la venta por 3,7 millones de un inmueble que había adquirido por 1,4, defraudando al fisco 187.839 euros.

Además de reclamar cuantiosas multas para cada uno de los acusados, la Fiscalía solicita el comiso de los inmuebles adquiridos o el equivalente al valor de lo blanqueado (3,71 millones de euros). También pide que Bradley haga frente al pago de los 3,3 millones defraudados a Hacienda, y que Feliu responda de forma subsidiaria.

MÁS DE 15 MILLONES DE EUROS RECUPERADOS EN ESTAS PESQUISAS

Las pesquisas del caso Relámpago, centradas en la evasión de impuestos a través de paraísos fiscales, operaciones de blanqueo de capitales y dobles ventas de solares urbanizables en Andratx, han permitido a las Administraciones estatal y autonómica recuperar más de quince millones de euros del dinero defraudado a Hacienda.

Dividida en una decena de piezas separadas, la Fiscalía Anticorrupción activó esta causa en 2007 a raíz del entramado millonario de fraude fiscal urdido por el bufete de abogados Feliu, eje de las investigaciones, con el objetivo de estafar a través de las ventas sucesivas de los mismos terrenos en Cala Llamp (Andratx).

Otro de los hechos indagados se encuentra en la utilización de un paraíso fiscal interior a raíz del uso en Mallorca de sociedades ‘pantalla’ y ‘off shore’ que permitían encubrir importantes movimientos de fondos, la titularidad de los mismos y eludir su correcta tributación.

Cinco años después, las Administraciones han recaudado más de quince millones de euros -entre las cuotas tributarias omitidas, los intereses de demora, las costas y las multas-, a los que se suman el millón de euros que un contribuyente regularizó en el marco del caso y los dos millones que las autoridades británicas han recaudado por la información suministrada en esta causa, según informaron fuentes de este proceso a Europa Press.

En concreto, sólo la pieza A, que derivó en un acuerdo de conformidad entre las acusaciones, el matrimonio formado por Christian y Martha Monica Hore y el abogado Alejandro Feliu, supuso el pago de 10,6 millones de euros. Mientras tanto, fueron abonados unos 350.000 euros dentro de la pieza B -que fue finalmente sobreseída-, y unos 600.000 en el marco de la pieza F -que acabó con sentencia de conformidad-.

ANA TORROJA, CONDENADA EN EL MARCO DEL CASO RELÁMPAGO

Asimismo, se han recaudado 1,18 millones de euros en la pieza K -sentencia de conformidad-; un millón en la pieza J -con sentencia condenatoria apelada-, y unos 730.000 euros en la pieza M -que resultó con una conformidad parcial-.

Del mismo modo, la cantante Ana Torroja fue condenada en la pieza Ñ a pagar 1,4 millones de euros a Hacienda en virtud de un acuerdo de conformidad por el que la excomponente de Mecano admitió haber defraudado durante los años 2003, 2006 y 2007 un total de 796.410 euros en cuotas del IRPF.

Instruido por el Juzgado de Instrucción número 7 de Palma a instancias de los fiscales anticorrupción de Baleares, el caso ha visto aflorar distintas inversiones de españoles y extranjeros en el país que resultaban opacas a las autoridades tributarias. Cabe recordar que la Operación Relámpago arrancó el 26 de abril de 2007, si bien las investigaciones ya habían arrancado meses antes en torno al Bufete Feliu, que se hallaba relacionado con 816 sociedades que tenían unos activos declarados por importe de 307 millones de euros.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.