El número de trabajadores afectados por medidas de regulación de empleo se situó en 68.739 personas entre enero y agosto de este año, unos 44.027 trabajadores menos que en el mismo periodo de 2014, lo que supone un descenso del 39%. En el caso de Baleares, la caída es del 57,8%.

Del total de trabajadores afectados en ese periodo, 16.521 fueron objeto de despidos colectivos, que representaron un descenso de 10.188 personas, un 38,1% menos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, de acuerdo con los datos de la Estadística de Regulación de Empleo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Los trabajadores afectados por suspensiones de contrato en los ocho primeros meses del año se situaron en 41.993, un 32,8% menos que en 2014. Por su parte, los trabajadores que vieron reducida su jornada alcanzaron la cifra de 10.225, un 56,6% menos.

El total de empresas que adoptaron medidas de regulación de empleo entre enero y agosto de este año fue de 4.165, unas 3.496 compañías menos que en los mismos meses del pasado ejercicio, lo que supone un descenso del 48,6%.

El número total de procedimientos fue de 5.168, un 47,9% menos que en los ocho primeros meses de 2014. Los procedimientos finalizados con acuerdo ascendieron al 92%, frente al 8% que lo hizo sin acuerdo.

Por regiones, el número de trabajadores afectados ha bajado en 16 comunidades autónomas hasta agosto. Los mayores descensos se produjeron en Castilla-La Mancha (-75%), La Rioja (-62%), Comunidad Valenciana (-59%), Andalucía (-58,2%), y Baleares (-57,8%). Por el contrario, los empleados afectados por medidas de regulación de empleo aumentaron en Aragón en un 116,1% respecto al mismo periodo del año anterior.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.