15 Octubre 2015

El GOB anima a propietarios rurales a declarar Refugios de Fauna para evitar la caza en sus fincas

El GOB anima a propietarios rurales a declarar Refugios de Fauna para evitar la caza en sus fincas
Foto: EUROPA PRESS

El Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) ha animado este jueves a los propietarios de fincas rurales a que contacten con ellos y declaren su propiedad como Refugios de Fauna para evitar así la caza en sus fincas.

En este sentido, el GOB recuerda que desde el pasado lunes se pueden cazar tordos, la especie cinegética más impactada por la caza en Baleares. Aunque no existe una cifra exacta sobre cuántos ejemplares son abatidos en las islas cada temporada, incluso las estimaciones más bajas estarían por encima del millón de ejemplares (el número real probablemente es de más del triple), según indica la agrupación en comunicado.

El sistema de caza más importante para los tordos es el disparo con escopeta, lo que implica por tanto que los próximos 3 meses en la ‘fora vila’ se realizarán millones de disparos.

La densidad de cazadores en Mallorca es muy alta (triplica la media estatal), como también lo es la densidad de población en general y la intensidad de los usos que los ciudadanos hacen del medio rural. En conjunto, son habituales los conflictos de intereses entre los propietarios rurales y los cazadores.

De ese modo, la figura de ‘Refugio de Fauna’ es una de las opciones que tienen los propietarios para conseguir que no se cace en su casa. El GOB ya ha contribuido a la declaración de más de 50 refugios de fauna en Mallorca, ayudando a propietarios a llevar adelante la tramitación.

Este año el GOB ha participado en la declaración de dos nuevos refugios en Campanet y Sencelles, así como en la ampliación de un refugio ya declarado también en Campanet. La organización ecologista recuerda que el objetivo de los refugios de fauna es la conservación de las especies de animales silvestres.

Asimismo, el GOB recuerda que el requisito para declarar un refugio de fauna es contar con una superficie mínima de 10 hectáreas, que pueden pertenecer a uno o más propietarios siempre que haya continuidad entre las diferentes parcelas.

La mayoría de refugios que ha impulsado el GOB los últimos años están formados por varias parcelas (en algún caso más de 50) de diferentes propietarios que se ponen de acuerdo para evitar la caza dentro su casa.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.