La comisión técnica encargada de resolver el concurso para la gestión de la zona de varada del Cós Nou en el puerto de Maó, considera que el concurso debería declararse desierto, al entender que la única oferta presentada no cumple el pliego de condiciones y no garantiza los niveles de calidad del servicio público que la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) desea para el puerto de Maó.

Así lo propondrá en votación el presidente de la APB, Joan Gual de Torrella, al resto de los miembros del Consejo de Administración, en la próxima reunión que tendrá lugar esta misma semana en Palma.

Gual de Torrella ha encargado ya a los responsables técnicos del ente portuario buscar una solución de consenso, con el fin de que en breve el puerto de Maó pueda cubrir las necesidades de reparación y mantenimiento de embarcaciones que el sector náutico de Menorca reclama con insistencia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.