monolito Sa Faixina

La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) ha propuesto una moción a los grupos municipales que establece un proceso para garantizar el futuro del monumento de sa Feixina y que si no se aceptase ninguno de los puntos previos de la misma acabaría con “una consulta popular a la ciudadanía de Palma con garantías democráticas”.

Esta moción parte de la base de que la arqueóloga municipal establece que el monumento no se puede desmontar y que el equipo de gobierno plantea “mutilar unos fragmentos del monumento y destruir el resto”.

Desde ARCA explican que esto iría contra los acuerdos de gobierno de PSIB, MÉS y Podemos que incluía como uno de los puntos ‘Desmontaje y retirada del monumento de sa Feixina’.

Por esto, el primer punto de la propuesta de moción pide que el monumento de sa Feixina se mantenga en su ubicación “dado que no se podría cumplir el pacto de gobierno, ya que destruir no es desmontar”.

Si esto no se aceptase, proponen que se cree un espacio de diálogo impulsado por el Ayuntamiento con personas entendidas de reconocida objetividad para determinar la conveniencia o no de su retirada.

Como último punto, establecen que si no se acepta la creación de un espacio de diálogo, se convoque a una consulta popular a la ciudadanía de Palma, “con una pregunta clara y la oportunidad para debatir desde todos los puntos de vista sobre la retirada o no del monumento”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.