Una ducha de gases de tubos de escape para recibir a los turistas en el aeropuerto de Palma

Uno de nuestros lectores nos remite una queja relacionada con los autocares que esperan en el aeropuerto de Palma a los turistas que llegan a la isla.

Según nos comenta, estos están estacionados unos junto a otros con la parte trasera del mismo dando hacia la acera por la que desfilan los recién llegados con el motor encendido a todas horas, de tal forma que  los “pasajeros con niños y los mismo trabajadores tengamos que pasar por ahí inhalando el monóxido de carbono”, una situación que se repite “todo los años y en verano es mucho peor”.

Y añade: “Nunca he visto algún fiscalizador, o algo parecido, que mida el monóxido de carbono pero es irrespirable pasar por allí”.

Molestias, salud y medio ambiente tocados en los escasos metros en los que los autocares se apiñan a la espera de sus clientes.

15 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here