Rossi busca el calor de su público para abrir brecha con Lorenzo

Valentino Rossi
Foto: YAMAHA MOTOR RACING SRL

El piloto italiano Valentino Rossi (Yamaha) tratará de aprovechar el calor del público en el Gran Premio de San Marino, decimotercera cita del Mundial de motociclismo que se disputa este fin de semana en el circuito de Misano, para abrir más su brecha en el liderato de la categoría de MotoGP con su compañero Jorge Lorenzo y con un Marc Márquez (Repsol Honda) dispuesto a jugar un decisivo papel de juez.

‘Il Dottore’ llega a esta prueba con 12 puntos de ventaja en la general sobre el balear que, a falta de seis pruebas para el fin del campeonato, se ha quedado prácticamente como el único rival para el título, después de que el actual campeón se quedase tras la carrera de finales de agosto en Silverstone a 77 puntos, una distancia que no le descarta matemáticamente, pero que le obliga no sólo a ganarlo todo sino a múltiples errores de las dos ‘M1’.

La presumible siguiente ‘batalla’ entre las dos Yamaha oficiales llega al trazado que rinde homenaje al fallecido Marco Simoncelli, donde el nueve veces campeón del mundo contará con el masivo apoyo del público, amigos y familiares para dar otro ‘bocado’ en su pugna por una décima corona a sus 36 años.

De todos modos, Rossi es cauto y reconoce que todo este ánimo que recibirá en el Gran Premio que más considera de ‘casa’ por estar tan cerca de su Tavullia natal también le da cierta presión, la misma a la que le someterá un Lorenzo con ganas de revancha tras un duro domingo en Silverstone donde las condiciones climatológicas y, principalmente, un problema con la visera de su casco le impidieron estar en la lucha por el podio y ceder valiosos puntos ante su compañero de equipo.

Este, en cambio, tiró una vez más de su experiencia y se benefició de una nueva caída de Márquez, el único que le aguantaba y que pugnaba con él para arrebatarle el triunfo en el Reino Unido, para llevarse su cuarto triunfo de la campaña, el primero desde el mes de junio cuando ganó en ‘La Catedral’ Assen.

En el trazado de la Ribera del Rímini, Rossi ha triunfado en tres ocasiones en la categoría ‘reina’, la última precisamente el año pasado cuando comandó el doblete de Yamaha, una moto que rinde muy bien en este circuito. De hecho, desde su vuelta al Mundial en 2007, una ‘M1’ siempre ha ganado salvo ese año (Casey Stoner con Ducati) y en 2010 (Dani Pedrosa con Honda).

Así, además de la del año pasado, 2008 y 2009 vieron victorias del piloto italiano, mientras que Lorenzo, que nunca se ha bajado del podio en Misano, dominó con autoridad de 2011 a 2013, por lo que intentará demostrar que se ajusta a la perfección a sus características para llegar con menos desventaja a la cita de MotorLand Aragón, previa al siempre clave maratón por Asia y Oceanía con tres Grandes Premios (Malasia, Australia y Japón) consecutivos.

MÁRQUEZ, A BUSCAR VICTORIAS

Y entre ellos aparece la figura de Marc Márquez, ya sin ‘presión’ por sus escasas posibilidades de pelear por su tercer título. “Ahora ya sí que decimos adiós al Mundial”, aseguró tras sumar su cuarto ‘0’, uno más que en el total de sus dos anteriores temporadas en la categoría.

De todos modos, el ilerdense puede convertirse ahora en juez en el duelo Rossi-Lorenzo porque su mayor ambición será la de ganar ya el máximo número de carreras por lo que será ‘enemigo’ a la hora de ‘robar’ puntos al italiano o al balear.

Tras ganar de 2010 a 2012 en 125cc y Moto2, el catalán, cuyo rendimiento está subiendo pese a su abandono en Silverstone y acumulaba cuatro podios seguidos con dos victorias y dos segundos puestos, no ha vuelto triunfar en este Gran Premio, en el que el año pasado fue decimoquinto.

El mismo objetivo será el de su compañero en el Repsol Honda, una Dani Pedrosa, que puede presumir de ser la última moto de la marca japonesa en subir a lo más alto del cajón en esta cita del calendario. El de Castellar del Vallés tampoco tuvo un Gran Premio de Gran Bretaña demasiado óptimo, pese a su quinta plaza, y seguirá buscando quedar lo más arriba posible para intentar acabar en el ‘top 5’, aunque las Ducati de los italianos Andrea Dovizioso y Andrea Iannone, cuarto y quinto del Mundial, buscarán también brillar ante su afición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here