Muere el ejemplar de flamenco encontrado en el Prat de Maristany

El joven flamenco rosado encontrado el pasado viernes en el Prat de Maristany (Alcúdia) con lesiones por colisiones con tendidos e hilos eléctricos ha muerto a consecuencia de éstas.

El ejemplar había sido evaluado por los técnicos y veterinarios del Consorcio por la Recuperación de la Fauna de Baleares (Cofib), que le hicieron una radiografía, aunque finalmente no pudieron hacer nada por el animal a causa de las lesiones que sufría. Las colisiones con tendidos e hilos eléctricos, que pueden producir lesiones considerables en las estructuras de vuelo de las aves, son un hecho habitual entre los ejemplares que se tratan en los centros de recuperación de fauna.

Desde el 2004 la Conselleria trabaja con las compañías eléctricas en el proyecto AVILinia, para proteger las aves de las redes eléctricas y minimizar los problemas que les causan.

Las actuaciones que se llevan a cabo se centran principalmente en las zonas húmedas o en espacios declarados zona de especial protección para las aves (ZEPA). En estos hábitats de aves protegidas se modifican los trazados de las líneas de electricidad y se instalan dispositivos de protección para las aves en torres eléctricas de media tensión.

No obstante, el hecho de que las aves migratorias no conocen el territorio, junto con las malas condiciones meteorológicas, son también factores que contribuyen a provocar estas situaciones, ha informado en un comunicado la Dirección General de Espacios Naturales y Biodiversidad.

Esta especie se puede observar en Baleares durante todo el año, con una presencia destacada en Eivissa y a Mallorca, aunque no cría. El mes de septiembre aparecen ejemplares jóvenes muy debilitados y con las fuerzas muy justas entre los ejemplares migratorios.

Muchos de estos se tienen que atender en las instalaciones de los centros de recuperación de fauna. Este septiembre se han atendido cinco flamencos en Baleares, de ellos, uno en Menorca, uno en Eivissa y tres en Mallorca, y en los últimos cinco años se han atendido diez en Mallorca, de los cuales siete se han podido devolver al medio natural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here