24 Septiembre 2015

La Audiencia confirma la fianza civil de 20.000 euros que Castro impuso a Fernando Areal

La Audiencia confirma la fianza civil de 20.000 euros que Castro impuso a Fernando Areal
Foto: EUROPA PRESS

La Audiencia Provincial de Baleares ha confirmado la fianza de 20.000 euros que el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, impuso a Fernando Areal, extesorero del PP balear y cuñado del expresidente del Govern Jaume Matas, en el auto con el que el pasado mes de junio abrió juicio oral contra el acusado por un presunto delito electoral en los comicios autonómicos de 2007.

Areal ya había depositado la fianza después de que Castro le diera el pasado 9 de junio un plazo de 24 horas para hacerlo. No obstante, recurrió la cantidad ante el propio magistrado, que desestimó su impugnación, y posteriormente ante la Audiencia, que también la ha rechazado. El extesorero será juzgado por estos hechos, enmarcados en la pieza 4 del caso Palma Arena, a partir del próximo 8 de octubre.

En su recurso ante la Audiencia, Areal alegaba que el pago de esta fianza en virtud de una sentencia condenatoria conculcaría su derecho a la presunción de inocencia, lo que rebate el tribunal al aseverar que el procesado sigue gozando de este derecho, si bien “es claro que existen indicios de delito”.

“No de otro modo se explica”, añade la Sección Segunda, que se le haya sentado en el banquillo de los acusados y que la Fiscalía solicite tres años de cárcel para él.

Asimismo, recuerda que, tal y como exponía Castro al rechazar el recurso, la fianza impuesta “lo es para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudiera contraer el acusado” en caso de ser condenado a “una hipotética pena de multa”.

Areal será el único acusado que irá a juicio por el pago de hasta 71.958 euros que el PP, a través de él, habría abonado en negro a la agencia de comunicación Nimbus por la organización de su campaña al haber superado los gastos electorales permitidos por Ley.

Precisamente, la Audiencia Provincial de Baleares dictó un auto en el que avalaba la existencia de pagos en ‘B’ por parte del PP balear a los organizadores de sus campañas electorales de 2003 y 2007, con Jaume Matas como candidato a la presidencia del Govern, que no quedaron reflejados en la contabilidad oficial del partido.

En su resolución judicial, que confirmaba el auto de pase a procedimiento abreviado dictado por Castro como primer paso para que el extesorero se sentara en el banquillo, el tribunal consideraba “verosímil” la confesión efectuada por el administrador de la empresa de publicidad Nimbus, Miquel Romero -para quien fue archivada la causa-, quien detalló cómo el PP, al detectar que se habían superado los límites de gasto, le pagó en negro 71.958 euros.

Una cantidad que, apuntaba la Sala, no tuvo reflejo en la contabilidad del partido, cuya llevanza y control “incumbía al recurrente” -en alusión a Areal- y que, “en consecuencia, habría resultado presuntamente falseada”.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.