18 Septiembre 2015

El verano se despide desde este fin de semana con subida de temperaturas y con el otoño llegará la inestabilidad

El verano se despide desde este fin de semana con subida de temperaturas y con el otoño llegará la inestabilidad

Las temperaturas continuarán este fin de semana en ascenso hasta alcanzar valores veraniegos a comienzos del otoño, que llegará el próximo miércoles 23 de septiembre, con predominio de tiempo estable y cielos poco nubosos. No obstante, podría producirse alguna precipitación ocasional y débil en el nordeste de Cataluña, en el litoral de Alborán y quizás en el Cantábrico oriental, así como algún chubasco en Menorca y en Mallorca, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que durante este fin de semana las temperaturas irán en ascenso en la Península, sin cambios en los archipiélagos; predominarán los cielos poco nubosos o despejados; y los vientos soplarán fuertes de Levante en el Estrecho.

El comienzo de la próxima semana vendrá marcado por tiempo estable en la mayor parte de la Península y en Baleares, aunque puede haber algunas precipitaciones débiles en el extremo norte peninsular, pudiendo ser fuertes en el nordeste de Cataluña.

Las temperaturas continuarán en ascenso llegando el lunes hasta los 34ºC en el valle del Guadalquivir y alcanzando valores veraniegos en la mitad sur de la Península de hasta 30ºC. Mientras que el martes descenderán un poco en el tercio oeste peninsular.

A partir del miércoles es probable que aumente la inestabilidad en el Mediterráneo, con posibilidad de precipitaciones y en el Cantábrico, siendo más débiles y ocasionales. En Canarias el tiempo será también inestable con algunas precipitaciones ocasionales en las islas de mayor relieve, que durante la primera mitad de la semana podrían ser fuertes. No obstante, el jueves las temperaturas vuelven a ascender.

Respecto a las precipitaciones en el periodo comprendido del 9 al 15 de septiembre, las lluvias afectaron a la mitad norte, así como a Baleares, a las islas occidentales de Canarias, el oeste de Extremadura y a las áreas montañosas del cuadrante sureste, habiendo sido muy copiosas en el noroeste peninsular, en la zona occidental del Sistema Central y en el área de los Pirineos.

De este modo, las cantidades registradas superaron los 30 milímetros en Galicia, en el extremo noroccidental de Castilla y León, en el suroeste de Asturias, en la mitad oeste del Sistema Central y en el norte de Navarra y de Aragón.

En concreto, las precipitaciones fueron especialmente importantes en el oeste y sur de Galicia, donde localmente las cantidades acumuladas superaron los 150 milímetros. Asimismo, entre las precipitaciones acumuladas en observatorios principales destacan: los 84 milímetros en Vigo, los 59 milímetros en Santiago de Compostela, los 47 milímetros en Ponferrada y los 42 milímetros en La Coruña-aeropuerto y Gijón.

El día 16 las precipitaciones afectaron a todas las regiones con excepción de las mediterráneas, a Baleares y Canarias, con cantidades superiores a 10 milímetros en diversas zonas de Galicia, en la zona centro, en el suroeste peninsular y en los Pirineos. Mientras que, el pasado 17 de septiembre disminuyeron las precipitaciones, que ya sólo afectaron al tercio norte peninsular.

8% MENOS DE LLUVIAS

El valor medio nacional de las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el 15 de septiembre de 2015 se cifra en 575 milímetros, lo que representa un 8 por ciento menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo (622 milímetros).

Las cantidades acumuladas superan los valores normales en una zona del tercio norte peninsular que se extiende desde el oeste de Asturias hasta el sureste de Aragón, así como en la mayor parte de la Comunidad valenciana y de Murcia, en el extremo oriental de Andalucía, en el sureste de Castilla La Mancha y en algunas áreas del centro peninsular, de los extremos norte y sur de Cataluña, de Baleares y de Canarias.

Por otro lado, la diferencia con el valor normal supera el 50 por ciento en un área que abarca el noroeste de la provincia de Castellón y el sureste de Teruel y en otra zona en el valle medio del Ebro.

En el resto de España las precipitaciones se sitúan por debajo de lo normal, superando la diferencia con dicho valor normal el 25 por ciento en una franja que se extiende por el oeste peninsular desde el norte de la provincia de Salamanca al sur de Badajoz, en una zona del centro de Andalucía, en algunas áreas del litoral catalán, en la isla de La Palma y en el sur de las islas de Tenerife y Gran Canaria.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.