26 Septiembre 2015

El Govern pide que la zona del Mediterráneo entre Cataluña, Valencia y Baleares sea declarada de Especial Protección

El Govern pide que la zona del Mediterráneo entre Cataluña, Valencia y Baleares sea declarada de Especial Protección

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha enviado una carta a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en la que la insta a declarar Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (Zepim) el espacio marino situado entre las costas de Cataluña, Valencia y Baleares, dado que “es una ruta migratoria de cetáceos”, según el Proyecto Mediterráneo.

Esta declaración comportaría un nivel de protección nuevo que podría ayudar a impedir los proyectos de prospecciones petroleras que afectan al archipiélago, como quiere el Govern balear.

El Proyecto Mediterráneo es un estudio elaborado entre los años 1999 y 2002 por la Universidad de Valencia, la Universidad Barcelona y la Universidad Autónoma de Madrid, fruto de un convenio con el Ministerio, con el objetivo de identificar las áreas de especial interés para la conservación de los cetáceos en el Mediterráneo español.

Basándose en datos empíricos y observaciones de campo, además de tener en cuenta otros factores socioeconómicos y de impactos reales, el proyecto propone declarar Zepim el área mencionada para evitar impactos sobre las poblaciones de cetáceos sedentarias o que migran.

Según explica la carta, el corredor que el estudio sugiere como Zepim “comprende zonas de productividad primaria y es esencial para que el rorcual común (Balaenoptera physalus) pueda dirigirse, por primavera, al mar Ligur, donde se alimenta de krill, mientras que en otoño toma el mismo corredor para después dispersarse por el sureste de España y el norte de África”.

En este sentido, recuerda que “el mar Ligur ha sido declarado como un santuario para cetáceos, y es la única reserva marina internacional mundial”.

En esta misma área se encuentran “otros cetáceos que no siguen pautas migratorias definidas”, como los delfines mulares (Tursiops truncatus).

Según el Convenio de Barcelona y la Unión Europea, los países que forman parte de ellas tienen que velar por la protección y la conservación de estas especies.

Por eso el conseller Vidal ha pedido a la ministra que escuche las recomendaciones del Proyecto Mediterráneo y declare Zepim esta zona “de gran valor ecológico para la supervivencia” de los mamíferos mencionados “en el Mediterráneo occidental”.

El Gobierno del Estado es quien tiene potestad para hacerlo, ya que “el ámbito marino que comprende no tiene ninguna continuidad ecológica con un espacio natural terrestre objeto de protección”.

Paralelamente, se ha enviado una copia de esta carta al coordinador de la unidad del Plan de Acción para la protección y el desarrollo de la cuenca del Mediterráneo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, con sede en Atenas, que gestiona el Convenio de Barcelona, acompañada de un escrito en que se explican los motivos por los cuales se ha pedido al Gobierno del Estado esta declaración y se pide la intermediación de este órgano en el proceso.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.