El empresario Gabriel Sampol apunta a un “subterfugio” para excluirle de Son Espases

Foto MAZMEN FOTOGRAFIA. C.B

El propietario de la empresa Sampol Ingeniería y Obras, Gabriel Sampol, ha manifestado este miércoles, en su declaración como testigo ante el juez José Castro, que se produjo un “subterfugio” en el proceso de adjudicación de Son Espases para que su oferta, la más barata de las seis que en total se presentaron al concurso, fuese excluida del procedimiento.

Al término de la comparecencia, pasadas las 11.00 horas, el empresario ha explicado a los medios cómo ha transcurrido el interrogatorio y qué ha detallado en él, y en este sentido ha recordado cómo el expresidente del Govern Jaume Matas le citó el 20 de junio de 2006 en su despacho oficial en el Consolat de Mar para decirle personalmente, un día antes de la comunicación oficial de la mesa de contratación, que su empresa había quedado fuera del proceso.

“Nos hizo mucho daño la pérdida de esta adjudicación, éramos la única mercantil de Mallorca que concurría”, ha relatado Sampol, quien ha calificado de “astuta” la forma en que se le excluyó del concurso. “Nos hizo tanta ilusión presentar nuestra oferta y dedicamos tantos recursos, que estábamos convencidos de que ganaríamos”, ha apuntado.

Al ser preguntado sobre si Matas le ofreció las obras directamente, Sampol ha negado que así fuese puesto que de lo contrario “sería un ladrón”, toda vez que ha asegurado que en ningún momento abonó comisión alguna por la concesión, a pesar de que “había comentarios” de que se pagaban por parte de otras empresas.

Ya en la declaración que Sampol prestó hace un año ante el fiscal, recordó los distintos contactos que tuvo con Matas y explicó que éste le invitó a acudir a su despacho para comunicarle la exclusión, lo que le resultó “extraño” puesto que “lo lógico era pensar que alguien había comunicado al presidente las valoraciones” que contenía el informe de Global PM, la empresa que realizó las valoraciones iniciales de las ofertas y que dio la mayor puntuación a OHL.

Del mismo modo, relató que, más adelante, recibió una llamada de Matas en la que éste “se autoinvitaba” a un almuerzo en casa del empresario “con la excusa de querer conocer los jardines” de la misma, a pesar de que, según aseveró Sampol, no tenía con el exmandatario “ninguna relación de confianza ni había motivo aparente que justificase esa autoinvitación”. Al convite acudió Matas sin su mujer.

ENCUENTRO CON MATAS EN CASA DEL EMPRESARIO

Sampol abundó que durante el encuentro Matas se mostró “distendido, hablando sobre cosas insulsas”, sin entender el empresario “cuál era el motivo de la visita”. “Se trató de una visita rápida, donde comió muy poco y se fue”, manifestó el testigo, quien expresó su convencimiento de que lo único que podía justificarla es que Matas “pretendiese que le ofreciese una comisión por el concurso de Son Espases y, al no ofrecerle nada, se fue rápido”.

Cabe recordar que, en aquella declaración, Sampol subrayó que en Baleares “no se movía una sola contratación sin que el presidente la autorizase o avalase” y que “era conocido en el mundo empresarial que quien adjudicaba las obras” era el exministro. Finalmente, recordó que en una ocasión se encontró con el entonces regidor en Palma Juan Bauzá -ya fallecido-, quien, al comentarle Sampol que había presentado la mejor oferta económica por Son Espases, le preguntó “si había preparado el maletín”.

Tras la declaración de Sampol ante Castro ha comparecido durante apenas quince minutos el exdecano del Colegio de Economistas de Baleares Esteban Bardolet en relación al informe que se le encargó desde el Govern para valorar las ofertas del concurso, mientras que a partir de las 12.00 horas está citado el exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here