La discusión comenzó sobre las 22 horas de ayer viernes y unas horas más tarde acabó con un ciudadano polaco muerto a golpes.

Los hechos se produjeron en la calle Pere Caffaro, se trata de la vía que está ubicada justo detrás del Conservatorio de música y el Mercadona. A la altura del número 13, en un descampado se levanta una pequeña nave abandonada que en la actualidad está tomada por okupas.

Según las primeras investigaciones realizadas por el Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía, los okupas (un total de 11) estaban jugando a cartas e iban todos muy bebidos. Sobre las 22 horas se inició una gran discusión y uno de ellos cogió una barra de hierro y golpeó brutalmente a su víctima hasta matarlo a golpes.

El fallecido es un polaco de 60 años que residía en la citada casa de okupas.

El detenido, según apuntan los residentes de la vivienda, era un conocido de todos ellos que residía por la carretera de Sóller. Dicen los testigos que era un hombre muy violento. Cuando llegó la policía se lo encontraron sentado en el sofá fumándose un cigarro. Acto seguido fue detenido.

Un gran número de efectivos del CNP se personaron en el lugar para realizar el traslado de todos los testigos hasta la comisaría. El juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver bien entrada la madrugada.

Hasta el lugar del suceso se desplazó una ambulancia del SAMU-061, personal de Pompas Fúnebres y los bomberos de Palma que fueron requeridos para suministrar iluminación en una zona muy oscura para que los forenses, Policía Científica y Homicidios pudieran trabajar correctamente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.