Alarma en el polideportivo. Los bomberos evacuaron ayer las piscinas de Germans Escalas, en la barriada de Son Gotleu, después de que se declarara un incendio en la sala de máquinas. En total, fueron desalojados veinte nadadores adultos y un grupo de niños con sus monitores.

De acuerdo con la información facilitada por los Bomberos de Palma, el siniestro se inició sobre las 14.36 horas, cuando unos operarios arreglaban un calentador de agua con un soldador, en la sala de máquinas. El aislante de fibra de vidrio ardió de repente y los trabajadores vaciaron tres extintores intentando controlar el foco.
Sin control

No obstante, el humo comenzó a propagarse rápidamente por las instalaciones y cundió la alarma. «En otra sala, muy cerca de allí, había el almacén de lejía y de cloro, así que montamos un gran dispositivo de seguridad para que las llamas no llegaran a esa estancia», explicó un portavoz municipal.

La prioridad, empero, fue desalojar las piscinas de la planta principal. Se trata de un piscina de 25 metros de largo y otra un poco más pequeñas, que normalmente están atestadas de nadadores. A esa hora, en cambio, la afluencia era más bien baja, lo que facilitó el desalojo total del recinto. Policías locales y ambulancias del 061 también se desplazaron hasta el polideportivo de Germans Escalas, para dar cobertura a los bomberos.

A las 14.52 horas las llamas ya estaban sofocadas, pero el principal problema lo suponía el denso humo, que se coló por todas las instalaciones. «Hemos aireado toda el polideportivo, abriendo ventanas y puertas y colocando ventiladores para sacar el humo», añadió la misma fuente. Una hora después, aproximadamente, los nadadores desalojados pudieron regresar para recoger sus pertenencias del vestuario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.