La consellera de Administraciones Públicas, M. Núria Riera, ha destacado “el excelente grado de coordinación” entre los organismos de emergencias que hoy se han puesto a prueba durante la ejecución de un simulacro de incendio urbano-forestal de nivel 2 (supondría un peligro colectivo para las personas), en Mahón. Han participado más de 250 personas, entre los profesionales de los varios organismos de emergencias y figurantes, y 80 vehículos.

El ejercicio ha constado de un simulacro de incendio forestal que se habría iniciado al anochecer por un rayo en la zona de Sa Mesquida, al término municipal de Mahón. El supuesto viento (de Noroeste) ha empujado las llamas en dirección a Cala Llonga muy rápidamente y habría generado un humo muy negro y espeso. La rapidez del fuego ha obligado a cortar la carretera ME-3 de Mahón a Sa Mesquida, motivo por el cual se han confinado los vecindarios de los núcleos de Sa Mesquida y Es Murtar. Por otro lado, se ha procedido al desalojo de la urbanización Cala Llonga (60 personas) a través del puerto de Mahón hasta el polideportivo de Es Castell, donde los ha atendido la Cruz Roja, puesto que las llamas se dirigían a esta zona. Paralelamente se ha procedido al rescate en la Isla del Rey de una persona con crisis de ansiedad que se habría lanzado al mar y también al rescate de un grupo de excursionistas que habría sufrido un incidente al Camí de Cavalls.

La Conselleria de Administraciones Públicas tiene la competencia en la coordinación de la emergencia en un supuesto de incendio forestal de estas características. Por eso, M. Núria Riera ha recordado que “es importante realizar ejercicios como estos para trabajar la coordinación entre todos los organismos que participarían. En este sentido, quiero agradecer la participación de los que hoy han estado en este simulacro y su implicación, porque esto ha hecho posible que la coordinación funcione de manera excelente, y una buena coordinación es uno de los elementos clave para resolver una situación de estas características”.

El simulacro afectado los municipios de Mahón y Es Castell, y ha sido coordinado por la Conselleria de Administraciones Públicas. Han participado los técnicos de la Dirección General de Interior, Emergencias y Justicia, el SEIB 112, la Conselleria de Agricultura, Medio ambiente y Territorio, los técnicos del IBANAT, el batallón BIEMIII de la Unidad Militar de Emergencias (UME), los Bomberos del Consell de Menorca, Salvamento Marítimo, Autoridad Portuaria del Puerto de Mahón, la Cruz Roja, la Guardia Civil, la Policía local de Mahón i Es Castell, voluntarios de Protección Civil de Mahón, Es Castell, Alaior, Ciutadella i Sant Lluís, vecindarios de Cala Llonga y 50 alumnos de la escuela La Salle de Mahón (que han hecho de figurantes durante el desalojo).

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.