La Policía Local de Manacor, procedió a la detención del conductor de una furgoneta, el cual circulaba de forma temeraria por la carretera de Felanitx con sentido a Manacor.

Los hechos, sucedieron en la madrugada del viernes, cuando la Policía Local recibió un aviso por parte de un testigo, informando que el conductor de una furgoneta presuntamente circulaba bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas. Que dicho conductor circulaba en sentido contrario obligando a los conductores que tenían preferencia a apartarse de su trayectoria, incluso varios conductores tuvieron que desplazarse lateralmente hacia el arcén para poder evitar ser embestidos de manera frontal. Los requirentes decidieron colocarse en primer momento, detrás de la furgoneta para advertirle con las luces y el claxon para que cesase en dicha conducción, que al ver que no atendía a las indicaciones, un conductor decidió colocarse en su parte lateral indicándole si podía detenerse en el margen derecho. En un primer momento el conductor infractor se detuvo a la altura del cruce de Son Maçia, pero al observar como una persona se acercaba, decidió iniciar la marcha a toda velocidad en sentido a Manacor, obligando a varios vehículos a apartarse nuevamente del sentido de circulación.

Uno de los testigos dio aviso a los servicios de emergencias, y rápidamente varias dotaciones policiales se dirigieron al lugar. Dicho conductor fue interceptado por los agentes en una de las calles principales de acceso a la ciudad.

Que una vez interceptado se le practicaron las pruebas de alcoholemia arrojando un resultado notablemente positivo, concretamente 0,98 milígramos por litro de aire expirado. Que al ver el resultado arrojado el conductor se negó a realizar las demás pruebas establecidas. Por lo que la Policía Local de Manacor procedió a su detención imputándole tres delitos, conducir poniendo en concreto peligro la vida de los demás, conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y negativa a someterse a todas las pruebas de alcoholemia. Una vez en dependencias policiales se comprobaron los antecedentes del conductor, constatando que había sido condenado judicialmente en tres ocasiones más, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Por lo que una vez detenido paso a disposición del juzgado de instrucción de guardia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.