Tercer coche que acaba en el agua por despistes de sus conductores.

El primero de ellos fue en Portals Nous, un trabajador se le olvidó poner el freno de mano y su furgoneta acabó en el fondo del muelle.

El segundo fue en el Port de Sóller. Por causas que se desconocen, una conductora metió su coche en el fondo del mar.

Finalmente, en la mañana de hoy jueves,  parece ser que un conductor se olvidó poner el freno de mano y su vehículo también acabó en el agua.

En todos los casos, los vehículos tuvieron que ser retirados por profesionales del sector con ayuda de grandes grúas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.