Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven, de 29 años y nacionalidad colombiana, en la estación de autobuses de Benidorm acusado de un delito de tráfico de estupefacientes. El arrestado portaba un bocadillo de jamón y queso con más de 100 gramos de cocaína ocultos en su interior, distribuidos en nueve cápsulas cilíndricas de cocaína.

Tras su detención, los agentes procedieron al registro de su domicilio en la localidad alicantina de Benidorm. La Policía localizó allí más de un kilogramo de cocaína en polvo y en roca, varios cogollos de marihuana, útiles para manipular y adulterar la droga, así como un ordenador portátil y diversos teléfonos móviles. Durante el registro fue también detenido su compañero de piso, otro joven de 20 años y origen colombiano, por su implicación en los hechos.

Ambos detenidos, con antecedentes por delitos contra la salud pública, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, quien decretó su ingreso en prisión.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.