La delegada del Gobierno en Illes Balears, Teresa Palmer, ha visitado esta mañana acompañada por el coronel jefe de la Guardia Civil en Illes Balears, Jaume Barceló, las dependencias que dispone la Benemérita en el Parque Natural de Cabrera con el objetivo de supervisar el plan operativo de vigilancia que se pone en marcha de cara a la temporada alta.

Palmer ha recorrido las instalaciones, se ha interesado por la labor que realizan los agentes destinados permanentemente en el pequeño archipiélago y accedido al Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), que controla desde Cabrera el contrabando o la posible llegada de inmigración ilegal a Illes Balears.

El Parque Nacional de Cabrera supone un enclave estratégico al ser una de las principales puertas de entrada de inmigración ilegal y narcotráfico procedente del norte de África. De hecho, la práctica totalidad de pateras llegadas a Mallorca lo hacen por esta zona, de ahí la necesidad de establecer este plan de vigilancia concreto. La Guardia Civil realiza en Cabrera un “gran trabajo en beneficio de la seguridad ciudadana”, recuerda la delegada, sobre todo los meses de verano donde la afluencia de turistas es masiva.

Aparte de los principales mandos de la Guardia Civil, ha acompañado a la delegada del Gobierno durante la visita oficial a Cabrera el director del Parque Nacional, Jorge Moreno.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.