Se investigan las causas, pero todo apunta que un ciudadano nórdico de 5 años sufrió un accidente mientras realizaba su primera clase de buceo en Cala Serena.
Al parecer, se trata de un turista que había contratado un curso de buceo y que mientras lo estaba realizando se puso nervioso, subió muy rápido a la superficie y entró en parada.
Una ambulancia del SAMU-061 se trasladó hasta el lugar del suceso y lo estabilizó tras más de una hora de maniobras de reanimación.
Acto seguido, el facultativo lo llevó hasta la cámara hiperbarica de la Clínica Juaneda donde permanece ingresado en estado crítico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.