El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, ha visitado hoy las mejoras que llevan a cabo los alumnos de los tres talleres de empleo que el Instituto Balear de la Naturaleza (IBANAT) promueve en la finca pública de Son Real . En la visita, el conseller ha estado acompañado del director del IBANAT, Eduardo Parga, y del alcalde de Santa Margalida, Antoni Reus. Se trata de dos talleres de empleo en el ámbito de la rehabilitación y uno de trabajador forestal que desde el mes de febrero se llevan a cabo en la finca de Son Real y permiten la contratación de un total de treinta personas, diez personas cada uno. Los talleres, que tienen una duración de seis meses (960 horas) y combinan teoría y práctica, cuentan con un presupuesto de 95.850 euros cada uno, cofinanciados por el Servicio Público de Empleo Estatal y el Fondo Social Europeo y con la participación del Servicio de Empleo de las Islas Baleares (SOIB). Por un lado, en el marco de los dos talleres de rehabilitación, se ha habilitado un campo de prácticas donde los alumnos aprenden técnicas tradicionales de construcción, basadas en la sostenibilidad y la bioconstrucción. Los alumnos practican la construcción de muros de piedra, revestimientos de suelos, morteros de cal y cubiertas de madera y tejas, intentando aprovechar al máximo los recursos naturales disponibles en la misma finca, evitando de esta forma la generación de residuos. A partir de ahora, los alumnos pondrán en práctica los conocimientos adquiridos llevando a cabo la sustitución de las cubiertas y la reposición de los revestimientos de los sesteaderos y de las naves agrícolas de las Casas de Son Real, que son los trabajos fundamentales del proyecto. La ejecución de esta obra se llevará a cabo bajo el seguimiento de los servicios técnicos del Servicio de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca y del Govern, en comunicación permanente con el Ayuntamiento de Santa Margalida. Además de estas tareas, los alumnos también han llevado a cabo pequeños trabajos de mantenimiento de otras edificaciones de la finca, como la recuperación del lavadero. Se prevé que ambos talleres de rehabilitación terminen a finales de agosto. Por otra parte, los diez alumnos del taller de empleo forestal llevan a cabo el mantenimiento de los caminos de la finca y han establecido una franja auxiliar al camino principal de acceso en la playa y alrededor del refugio de Caso Garriguer para la prevención de incendios forestales. Además, hacen repoblaciones forestales en zonas quemadas; han colocado un cierre perimetral para el ganado, y también recogen semillas para el banco de semillas del Centro Forestal de las Islas Baleares. Este taller finalizará el 31 de julio. Formación y recuperación de oficios tradicionales El objetivo de estos talleres es que los participantes, personas desempleadas mayores de 25 años, obtengan una cualificación profesional que incremente la posibilidad de inserción en el mercado de trabajo , y dotarlos de los conocimientos necesarios para que puedan establecerse por cuenta propia. Desde el año 2008, el IBANAT actúa como entidad promotora de estos programas cofinanciados por el SOIB que han permitido la contratación de 128 personas. Además de estos tres talleres de Son Real, este año el IBANAT también imparte un taller de viverista en la finca pública de Menut, en Mallorca, y dos más de trabajador forestal en las Pitiusas, uno en la finca pública de Sa Coma, en Ibiza, y uno en la finca pública de Can Marroig, en Formentera. En total son seis talleres de una duración de seis meses con la participación de diez personas en cada uno de ellos. Otras mejoras en la finca de Son Real Por otra parte, el Gobierno de las Islas Baleares ha realizado en los últimos meses otras mejoras en la finca pública de Son Real. Por una parte, se ha mejorado el interior del refugio de Caso Garriguer, que se ha pintado de nuevo y se han puesto colchones y un hornillo, y en el exterior se ha recubierto la ducha y se ha col colocado una mesa de picnic. Por otro lado, se ha habilitado una nueva área de descanso en la explanada de detrás del Museo, disponible para todos y también adaptada para personas con movilidad reducida. El área cuenta con una zona ajardinada, cinco mesas y bancos de madera y un punto verde.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.