Llucmajor/02/03/2014/
Los despistes a veces se pagan caros. Una madre iba en el coche con sus dos hijas de 2 y 7 años respectivamente. La pequeña estaba correctamente sentada y anclada en su sillita. La otra hija, en un momento dado, su madre se giró y se percató que no se había puesto el cinturón y le estaba recriminando esa acción. En ese instante, la conductora se despistó y colisionó contra un coche que estaba estacionado desplazándolo hacia atrás y golpeando a dos vehículos más. Acto seguido, por la inercia del golpe el vehículo donde viajaba la mujer y sus dos hijas volcó.
Rápidamente, agentes de la Policía Local de Llucmajor y numerosas ambulancias medicalizadas se desplazaron hasta el lugar y trasladaron a los heridos. La madre sufrió un corte en uno de sus brazos mientras que la niña de siete años recibió un fuerte golpe en la cabeza. La pequeña resultó ilesa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.