El pasado lunes, se recibió en la Comisaría Local de Ibiza una denuncia interpuesta por una mujer, la cual venía con cinco amigas de turismo, en la que informaba que cuando estaba buscando su apartamento por descuido dejó su maleta en el ascensor, una vez percatada del descuido regresó al ascensor no encontrando su maleta.

Que una vez interpuesta la denuncia, y gracias a la gran celeridad y eficacia de los agentes de la Policía Nacional de Ibiza, a las pocas horas se personó en las dependencias policiales, un varón el cual manifestó que tras recibir una llamada de una amiga suya. Le comentó que lo estaban buscando la Policía, decidió personarse ante la misma y confesar ser el autor de los hechos, facilitando la localización de los efectos. Que los objetos estaban repartidos en dos domicilios, pudiendo ser recuperados y entregados a su legítima dueña.

Entre los efectos que se encontraban en el interior de la maleta había 7 relojes de prestigiosas marcas, diversas joyas, cuatro gafas de sol y otros efectos personales, todo ello valorado en más de 70.000 euros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.