Agentes de la Policía Nacional han detenido en Manacor (Illes Balears) al responsable de una plantación de marihuana como presunto autor de un delito contra la salud pública.  El arresto se produjo después de que se hallaran 165 plantas de marihuana durante una ejecución hipotecaria realizada en un céntrico piso de la localidad. Además del estupefaciente se intervino un arma de fuego.
En la mañana del pasado 14 de mayo, cuando se procedía a efectuar una ejecución hipotecaria en un domicilio, se observó que en el interior había un arma de fuego y diversa cantidad de marihuana. Por este motivo se paralizó inmediatamente el procedimiento y se avisó a la Policía Nacional.
Una vez se conoció la existencia del arma y del estupefaciente, los agentes iniciaron un dispositivo que se desarrolló ese mismo día. Tras haber solicitado el correspondiente mandamiento de entrada y registro, llevaron a cabo una inspección del inmueble, localizando en su interior 165 plantas de marihuana distribuidas en varias habitaciones. Las estancias en las que se cultivaba el estupefaciente reproducían las condiciones propias de un invernadero y contaban con un sistema de luces específicas para el desarrollo de la droga. Del mismo modo, los investigadores encontraron el arma de fuego en el inmueble, del que un estudio posterior determinó que había sido robada en el año 2010 en la localidad de Muro.
Tras la realización de las correspondientes diligencias de investigación, se logró identificar al propietario de la plantación procediendo a su detención por un delito contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y hurto.
La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría Local de Manacor.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.