La situación que se está viviendo en el centro de menores de Es Pinaret es insoportable. El Govern balear tiene desde hace tiempo una patata caliente y el centro se ha convertido en un auténtico polvorín.

La último capítulo ha sido una denuncia interpuesta en el Defensor del Pueblo por parte de unos vigilantes de Es Pinaret contra otro compañero al que acusan de amenazarlos con arma blanca y de liderar un grupo que utiliza dudosos métodos de presión laboral.

El problema se ensucia desde el momento que la dirección del centro y el Govern están al corriente de todo y tratan de taparlo.

Hace unos meses, fue el diario Ultima Hora quien destapó la saturación que presentaba el centro de menores y las dificultades que tienen jueces y fiscales para enviar menores a la ‘cárcel’ debido a que no hay plazas.

La propia directora general del Govern balear tuvo que reconocer que había listas de espera y que estaban saturados. 

Ahora, los vigilantes anuncian que hay un vigilante que amenazó a otro con una navaja diciendo: “Te voy a rajar”.

El Defensor del Pueblo acepta la denuncia e investigará los hechos. 

Por su parte, Es Pinaret sigue siendo un polvorín y Crónica Balear, semana a semana irá desvelando, en exclusiva, todo lo que allí suceda. 

Sigan atentos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.