Policías Nacionales han procedido en la tarde de ayer a la detención de una ciudadana boliviana de 32 años de edad, acusada de usurpación de estado civil, falsedad documental, conducir careciendo de permiso de circulación y estancia irregular en España.

Los hechos investigados se remontan a días pasados cuando una patrulla del CNP localizó detenida al protagonizar un accidente, los policías comprobaron que ésta conducía bajo los efectos de bebidas alcohólicas, hechos que fueron puestos en conocimiento de la Policía Local que se hizo cargo de la intervención y procedió a su detención. A continuación y después de las diligencias policiales correspondientes, entre otras la reseña decadáctilar por parte de la Policía Científica del CNP, la infractora fue puesta en libertad.

La policía científica constató que había serias dudas sobre la identidad de la persona detenida por lo que los hechos fueron puestos en conocimiento de la Unidad Contra Redes de Inmigración (UCRIF), al ser supuestamente extranjera la citada mujer, iniciándose las investigaciones oportunas.

Los investigadores comprobaron que la detenida tenía una hermana gemela, la cual tenía permiso de residencia, que ésta se hacía pasar por la otra, que ambas residían en Cataluña y que la usurpación de la identidad había llegado al punto de que aprovechando un enfado de la residente regular con su novio, un feriante, se vino a Mallorca con él sin que éste se percatara del cambio y conciliándose con el mismo.

Que en su escapada se había apoderado de los documentos de su hermana, documentos necesarios para poder viajar y que igualmente aprovechaba para poder trabajar en la feria sin que nadie lo supiera y estar junto a su “novio”. El parecido de ambas hermanas era total salvo un tatuaje. Al final las crestas papilares esclarecieron la verdadera identidad de la usurpadora que fue puesta a disposición judicial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.