Un turista de nacionalidad francesa de tan sólo tres años ha resultado herido de gravedad al sufrir un corte en uno de sus ojos tras producirse un accidente en un hotel de la Isla.
Al parecer, el niño estaba jugando en el jardín del hotel cuando la mala suerte provocó que un jardinero del establecimiento que estaba segando el césped se le rompiera una de las cuchillas de la maquinaria que estaba utilizando, saliera disparado uno de los trozos e impactó en el ojo del pequeño.
Rápidamente, ambulancias del SAMU-061 se desplazaron al lugar, atendieron al pequeño y lo trasladaron a un centro hospitalario. El pronóstico es grave y el niño estaba siendo operado de urgencia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.