El Cuerpo Nacional de Policía ha procedido a la detención de 3 personas que forman un núcleo familiar regente de una empresa de alimentación como presuntos autores de delito contra los derechos de los trabajadores, contra la salud pública y falsedad documental y a la imputación de otros 5, trabajadores de esa misma empresa, por delitos contra la salud pública. Todos los implicados de nacionalidad española.

Las indagaciones se iniciaron por parte de policías adscritos a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, UCRIF 4º hace quince días, cuando se tuvo conocimiento de la existencia de una empresa de índole familiar en la que podrían estar cometiéndose delitos contra los derechos de los trabajadores, seguidas las investigaciones pertinentes se averiguó que además, por parte de la dirección de la empresa y con la participación algunos trabajadores, se podrían estar falsificando las fechas de caducidad de los productos que repartían por distintas instituciones, que los almacenes donde éstos se guardaban no reunían las condiciones higiénicas y de salubridad necesarias y que los vehículos de reparto de las mercancías -refrigeradores-, no funcionaban o simplemente se repartía en furgonetas-camiones sin el sistema necesario de frío.

Una vez comprobados los extremos oportunos, en fecha 02 de los corrientes, a las 07,00 horas, los investigadores de la policía de extranjería, junto a sus compañeros de científica y seguridad ciudadana, en colaboración con la Consellería de Sanidad y Consum, previa autorización del Juzgado de Instrucción correspondiente, procedieron a la práctica de un registro en la la empresa investigada dando como resultado la localización e intervención de etiquetas en blanco para grabar fechas de caducidad, disolventes utilizados para borrar fechas, productos almacenados ya caducados así como productos manipulados, equipos informáticos y documentación varia. En el mismo acto se procedió a la detención de los encausados y citación en dependencias policiales de los demás imputados.

Los trabajadores explicaron su participación en los hechos por el temor a perder sus puestos de trabajo, igualmente relataron que son sometidos a horas extraordinarias no remuneradas, amenazados con despidos en caso de protestar, obligados a conducir con sobrepesos excesivos de los vehículos de carga y descuentos en nóminas si se estropean como consecuencia de ello, a no poder disponer de sus vacaciones según convenio, etc.

La Policía Nacional continúa las investigaciones pertinentes con la finalidad de esclarecer totalmente la participación en los hechos de los involucrados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.