La Policía Nacional, en colaboración con el Servicio Público de Empleo Estatal y la Oficina Única de Extranjería de la Delegación de Gobierno, se ha procedido a la detención de 6 personas acusadas de delitos por falsedad documental, estafa, delito contra la Seguridad Social y reclamación judicial, nacionales de España, Nigeria, Colombia y Ecuador.

Las indagaciones se iniciaron hace un mes cuando se tuvo conocimiento del fallecimiento de un ciudadano alemán residente en esta Isla, dicha persona estaba casada con una mujer ecuatoriana que residía en Suiza mientras convivía en Palma con otra mujer desde hacía varios años.

La investigación se desencadenó al originarse problemas de adjudicación de pensiones, ignorando la compañera sentimental del fallecido que éste se había casado con otra mujer mientras convivían, aflorando un complejo entramado delictivo y sentimental dedicado a la falsificación de documentos para obtener permisos de residencia, teniendo el fallecido tantas relaciones sentimentales como personal domestico, en total 4 mujeres de nacionalidad ecuatoriana y nigeriana.

Los policías de la UCRIF de Palma constataron que desde hacía unos años el ciudadano alemán fallecido, dirigía un pequeño negocio dedicado a la instalación de aire acondicionado. A través del mismo realizó contratos de trabajo a emigrantes que realmente nunca trabajaron, éstos obtenían de esa forma permisos de residencia. Paralelamente y a cambio de 6.000 euros contrajo matrimonio, de los llamados de conveniencia, a escondidas, de su pareja.

Una tercera mujer, de origen ecuatoriano y nacionalizada española, hizo de testigo en la boda. Los investigadores comprobaron que esta mujer ademas de haber sido pareja del fallecido, había tenido empadronados en su domicilio de la Plaza Abu Yahya a 22 personas y que era la verdadera ideóloga del entramado delictivo.

Durante la operación se realizo una Inspección de trabajo en el bar de la pareja regentaba en la zona de Camp Redo de Palma, identificando a un trabajador, el cual presento un contrato de trabajo e intento hacerse pasar por el titular del contrato, resultando que la persona que trabajaba en el local era en realidad la pareja de la detenida y el titular del contrato era un ciudadano ecuatoriano que en realidad se encontraba residiendo en Suiza, y tras comprobaciones realizadas resulto que esta persona había regularizado su situación en España mediante una boda fraudulenta con la hija de la detenida.

Los funcionarios sospechan que la detenida captaba extranjeros en situación de estancia irregular en España y los ofrecía al finado para que éste les hiciera contratos falsos de trabajo y poder obtener un permiso de residencia, a continuación algunos de estos trabajadores se trasladaban a Suiza, país en el que actualmente residen. Igualmente se sospecha que el fallecido obtenía favores sexuales de esas contrataciones.

Se dá la circunstancia de que una de las personas investigadas y puesta a disposición judicial en la operación policial, tenía pendiente una orden de detención por un juzgado de Palma como presunta autora de robo con violencia y es una de las mujeres que en verano se dedica a la prostitución en la Playa de Palma y a los delitos de robo a turistas, valiéndose del permiso de residencia así obtenido.

La UCRIF continúa las investigaciones pertinentes, no descartándose la localización de otros implicados en la operación policial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.