Las guerras internas en el Centro de Internamiento de Menores de Es Pinaret, siguen su curso.

La semana pasada se informaba de una denuncia presentada ante el Defensor del Pueblo en la que se hacía referencia a unas amenazas proferidas supuestamente por un vigilante a otro valiéndose de una navaja.

Al parecer, uno de los supuestos cabecillas, según denuncias interpuestas, es un encapuchado que aparece dentro de las zonas de control del centro de menores (zona control de accesos).

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.