Liberada una joven de 19 años que había sido “comprada” por 1.500 euros por unos proxenetas para explotarla sexualmente
Liberada una joven de 19 años que había sido “comprada” por 1.500 euros por unos proxenetas para explotarla sexualmente

Agentes de la Policía Nacional han liberado en Figueres (Girona) a una joven rumana que era obligada, mediante vejaciones y agresiones sexuales, a prostituirse en un club de alterne de la provincia. La mujer, de 19 años de edad, fue captada mediante engaños por una pareja de proxenetas en su país natal, siendo todavía menor, para ser explotada en locales de Italia y en la provincia de Girona. Meses más tarde, estos proxenetas la “vendieron” a otra pareja por 1.500 euros, quienes continuaron prostituyéndola mediante todo tipo de coacciones. Dos personas han sido detenidas en Figueres y otras tres -que se encuentran en Rumania- han sido imputadas.

Decisiva colaboración internacional

 

La operación policial comenzó gracias a las informaciones recibidas de la Agregaduría de Interior de la Embajada de Rumania en España, que alertaba de la existencia de un ciudadano de nacionalidad rumana que podría estar explotando sexualmente a una joven compatriota en la provincia de Girona.

Las gestiones llevadas a cabo por los agentes especializados en la lucha contra las redes de trata de personas para la explotación sexual dieron como resultado la localización del referido individuo y su pareja en Figueres. Las investigaciones también permitieron comprobar el férreo control que ejercían sobre la joven, quien era trasladada diariamente por los arrestados al club de alterne de la localidad de Hostalets de Llers (Girona) donde era explotada sexualmente.

Una vez liberada, la mujer relató de forma pormenorizada como había sido captada en su país natal, mediante engaños y siendo todavía menor de edad, por una pareja de proxenetas que le habrían obligado a ejercer la prostitución en locales de alterne de Italia y, finalmente, en la provincia de Girona. Sus explotadores la reclamaban 500 euros en concepto de “deuda”, por lo que se apropiaban de la totalidad de la recaudación por sus servicios.

Disponibilidad permanente, continuas vejaciones

 

Meses más tarde, fue “vendida” a la pareja ahora detenida por 1.500 euros, quien continuó explotándola sexualmente en el mismo prostíbulo. Según sus propias manifestaciones, estos últimos la tenían sometida a un auténtico calvario, obligándola a prestar servicios sexuales las 24 horas del día, tanto en el club como en el propio domicilio. Para doblegar su voluntad, era sometida a continuas vejaciones y humillantes agresiones sexuales por parte de su captor.

Los detenidos, a quienes se les imputan presuntos delitos de trata de seres humanos, prostitución coactiva y agresión sexual, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial correspondiente, quien decretó el ingreso en prisión provisional del varón y la libertad con cargos a la espera de juicio para la mujer. Quedan pendientes de detención dos mujeres y un hombre, quienes se encuentran en Rumania fugados de la justicia española.

 

La operación ha sido realizada por la Brigada Central Contra la trata de Seres Humanos de la UCRIF Central, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, y la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.

 

Esta operación se enmarca dentro del “Plan Policial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual”, un plan que ofrecen distintos canales para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas. Estas vías ofertadas son el teléfono gratuito -900.10.50.90- atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos y el correo electrónico [email protected] que preservan la confidencialidad de sus usuarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.