Las ventas de los vinos elaborados en las Islas Baleares en los mercados europeos se incrementaron un 10,5% el año pasado, alcanzando los 6.424 hectolitros comercializados, la mayoría de los cuales se destinaron a Alemania, país que concentra el 73% de las exportaciones en la Unión Europea. Respecto al volumen global de ventas durante el año 2013, se registró un incremento del 7,8%, con un total de 43.289 hectolitros comercializados, la mayor cifra registrada hasta ahora. En clave económica, el sector facturó 26.377.249 millones de euros, lo que significa un incremento del 5,3% respecto del 2012. Cabe destacar, que la mayor parte de las ventas, el 79%, se concentran, como es habitual, en la misma Comunidad Autónoma donde se comercializaron 34.073 hl, un 6% más respecto de 2012, año en que las ventas internas cayeron un 0,5%. Por indicaciones, se pone de relieve que la venta de los vinos de la tierra sigue con la tendencia al alza y en 2013 experimentaron un crecimiento del 8,3% respecto de 2012, con un total de 18.681 hl comercializados. En 2013 también crecieron las ventas de los vinos con denominación de origen, concretamente un 7,4%, con 24.609 hl vendidos, cifra destacable teniendo en cuenta que en 2012 la venta de vino con DO cayó un 2,6%. Los vinos con denominación de origen se han recuperado para el impulso del crecimiento de ventas de la DO Binissalem, que comercializó 15.184 hl, un 17,2% más que en 2012, mientras que la venta de vinos de la DO Pla y Levante disminuyó un 5,35%, con un total de 9.425 hl vendidos.   Respecto a los vinos de la tierra de Mallorca, que representan el 86% de todo el vino de la tierra producido en las Islas Baleares, registraron un incremento de ventas del 9,6% respecto de 2012, con un volumen de 16.154 hl comercializados. Las ventas de los vinos de la tierra de Ibiza alcanzaron en 2013 los 1.015 hl, un 12,6% más respecto de 2012; los de la Isla de Menorca 933 hl, un 52% más respecto del año anterior, y los de Formentera, 115 hl, un 27% menos que 2012. En cuanto a las exportaciones a países de fuera de la Unión Europea, El año pasado se vendieron 1.985 hectolitros, un 13,4% más respecto de 2012, que se distribuyeron mayoritariamente en Andorra, Suiza, Estados Unidos y Japón. En cuanto a las ventas al resto de España experimentaron un crecimiento del 80%, con un total de 806 hl comercializados. Aunque esta cifra sólo representa el 2% del total, es destacable ya que este incremento se da en un contexto nacional marcado por el descenso del consumo doméstico de vino que, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el año pasado bajó un 3,5%.  Finalmente, también hay que poner de relieve el incremento del 23,5% de las ventas de vino blanco y del 29% de las del vino rosado, una tendencia al crecimiento que continúa desde el año 2005. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.