Las ventas de los vinos elaborados en las Islas Baleares en los mercados europeos se incrementaron un 10,5% el año pasado, alcanzando los 6.424 hectolitros comercializados, la mayoría de los cuales se destinaron a Alemania, país que concentra el 73% de las exportaciones en la Unión Europea. Respecto al volumen global de ventas durante el año 2013, se registró un incremento del 7,8%, con un total de 43.289 hectolitros comercializados, la mayor cifra registrada hasta ahora. En clave económica, el sector facturó 26.377.249 millones de euros, lo que significa un incremento del 5,3% respecto del 2012. Cabe destacar, que la mayor parte de las ventas, el 79%, se concentran, como es habitual, en la misma Comunidad Autónoma donde se comercializaron 34.073 hl, un 6% más respecto de 2012, año en que las ventas internas cayeron un 0,5%. Por indicaciones, se pone de relieve que la venta de los vinos de la tierra sigue con la tendencia al alza y en 2013 experimentaron un crecimiento del 8,3% respecto de 2012, con un total de 18.681 hl comercializados. En 2013 también crecieron las ventas de los vinos con denominación de origen, concretamente un 7,4%, con 24.609 hl vendidos, cifra destacable teniendo en cuenta que en 2012 la venta de vino con DO cayó un 2,6%. Los vinos con denominación de origen se han recuperado para el impulso del crecimiento de ventas de la DO Binissalem, que comercializó 15.184 hl, un 17,2% más que en 2012, mientras que la venta de vinos de la DO Pla y Levante disminuyó un 5,35%, con un total de 9.425 hl vendidos.   Respecto a los vinos de la tierra de Mallorca, que representan el 86% de todo el vino de la tierra producido en las Islas Baleares, registraron un incremento de ventas del 9,6% respecto de 2012, con un volumen de 16.154 hl comercializados. Las ventas de los vinos de la tierra de Ibiza alcanzaron en 2013 los 1.015 hl, un 12,6% más respecto de 2012; los de la Isla de Menorca 933 hl, un 52% más respecto del año anterior, y los de Formentera, 115 hl, un 27% menos que 2012. En cuanto a las exportaciones a países de fuera de la Unión Europea, El año pasado se vendieron 1.985 hectolitros, un 13,4% más respecto de 2012, que se distribuyeron mayoritariamente en Andorra, Suiza, Estados Unidos y Japón. En cuanto a las ventas al resto de España experimentaron un crecimiento del 80%, con un total de 806 hl comercializados. Aunque esta cifra sólo representa el 2% del total, es destacable ya que este incremento se da en un contexto nacional marcado por el descenso del consumo doméstico de vino que, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el año pasado bajó un 3,5%.  Finalmente, también hay que poner de relieve el incremento del 23,5% de las ventas de vino blanco y del 29% de las del vino rosado, una tendencia al crecimiento que continúa desde el año 2005. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.