Palma/21/09/2013/
Se han intervenido más de 8.000 pastillas de éxtasis que iban a ser vendidas en las zonas de ocio de Palma en una nueva operación de la Policía Nacional contra el tráfico de psicotrópicos.
En la operación ha habido dos detenidos, uno de nacionalidad española y otro holandesa, que se encargaban de la introducción y la distribución del estupefaciente en la isla.
Además de los comprimidos incautados, también se han encontrado 800 gramos de ergotamina, precursor para la fabricación de LSD, diverso material para la manipulación de la droga, dos balanzas de precisión, 1.565 euros y un vehículo.
La investigación comenzó tras detectar la venta de pastillas de éxtasis entre los jóvenes de las zonas de ocio de la isla. Las primeras indagaciones condujeron hasta un ciudadano de origen holandés, responsable de la introducción de la droga en Palma de Mallorca.
Tras varias pesquisas los investigadores localizaron y procedieron a la detención del hombre holandés, de 37 años de edad, encargado de la introducción y posterior distribución de importantes partidas de estupefaciente. En el momento de su arresto portaba diversa documentación para la fabricación de la sustancia alucinógena conocida como LSD que se le fue intervenida.
Gracias a este dispositivo los agentes lograron localizar y detener a otro individuo de origen español de 34 años, encargado de la distribución de los psicotrópicos en los distintos lugares de ocio juvenil de la zona. En el registro efectuado en su domicilio se intervinieron más de 8.000 pastillas de éxtasis y cerca de 800 gramos de ergotamina. Así como útiles para la fabricación de la droga y 1.565 euros en efectivo.
La operación ha sido llevada a cabo por agentes adscritos la UDYCO-Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Islas Baleares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.