La Dirección General de Salud Pública y Consumo alerta a los consumidores de las prácticas comerciales agresivas y poco transparentes de las compañías eléctricas con los consumidores. Algunas compañías eléctricas realizan prácticas confusas, aprovechando el cambio de facturación que introduce la nueva normativa, con el fin de convencer a los consumidores para pasar al mercado libre ante la desaparición de la tarifa de último recurso. Desde la Dirección General de Salud Pública y Consumo se recomienda a los consumidores que, ante un nuevo contrato, soliciten la oferta por escrito con el fin de poder analizar si la oferta es más adecuada a sus necesidades. Asimismo, los consumidores deben saber que una vez firmado el contrato disponen de un plazo de 7 días hábiles para desatender el contrato sin justificar su decisión y sin coste de cancelación. A partir del próximo 13 de junio este plazo se incrementará a 14 días hábiles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.