Palma de Mallorca /02/10/2013/
La autopsia que debía practicarse sobre el cadáver de Víctor Galeote Rosselló, joven de 32 años, descuartizado por su hermano no ha podido realizarse en la fecha prevista debido a que los restos aún no estaban del todo descongelados.
Por consiguiente, los médicos forenses que debían practicar la autopsia han decido que la misma se realizará el miércoles.
Por otro lado, el acusado del crimen, Diego Antonio Galeote Rosselló, profesor de religión de 38 años de edad, será puesto a disposición judicial a las nueve de la mañana del miércoles.
A última hora de la mañana de martes, el asesino confeso fue conducido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía (Grupo de Homicidios y Policía Científica) hasta su vivienda en la calle Pere Llobera número 6 para realizar un registro domiciliario en su presencia.
Su llegada ha sido bastante discreta, pero a medida que los vecinos iban conociendo que el asesino estaba en la vivienda de cada vez más se iban acercando más curiosos.
Tras una hora de registro y reconstrucción, el arrestado abandonó el inmueble con fuertes medidas de seguridad y con el rostro cubierto.

Diego Antonio Galeote Rosselló, profesor de religión de 38 años de edad, según los expertos, tardó más de dos horas en trocear a su hermano Víctor, empaquetarlo e introducirlo en el interior de dos congeladores.

Además, unas horas antes de entregarse voluntariamente a la Policía Nacional, Diego llamó a su cuñada y le contó lo sucedido. La mujer, llamó al 091 y puso los hechos en conocimiento de la policía. El problema es que sobre Víctor no pesaba ninguna orden de búsqueda por desaparición y que las pruebas que presentaba la cuñada eran bastante inconsistentes.

Unas horas más tarde, concretamente a las 03.52 horas, se presentaba el profesor en la Jefatura de la Policía Nacional y confensaba el crimen.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.