La Guardia Civil realizó la pasada semana un total siete inspecciones en establecimientos públicos de la primera línea de playa de la localidad de S´Arenal de Llucmajor. Estas inspecciones se realizan para proteger los derechos de los consumidores tanto residentes como turistas y que de esa forma que el ciudadano tenga todas las garantías a la hora de adquirir cualquier producto en establecimientos comerciales..

En estas inspecciones se detectaron infracciones en materia de seguridad, tales como la falta de extintores y de señalización de las salidas de emergencia, infracciones en materia de extranjería y además de productos falsificados. Por ello se confeccionaron las correspondientes denuncias y se abrieron diligencias imputando a cuatro propietarios de las tiendas inspeccionadas, por la comisión de un delito contra la propiedad industrial al observar los agentes que ofertaban productos falsificados de conocidas marcas.

Se incautaron un total de 1167 camisetas de diferentes marcas, 54 sudaderas y 75 gorras con una valoración que supera los 20.000 euros. La operación no se encuentra cerrada y no se descartan nuevas actuaciones.

Igualmente en la misma zona de S’ Arenal de Llucmajor, una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil procedió a dar el alto un turismo que hizo sospechar a los agentes. Una vez registrado pudieron comprobar que también se trataba de productos falsificados, procediendo a la imputación de una persona por un delito contra la propiedad industrial e incautándose 258 gafas de sol, 5 relojes, 24 gorras, 27 auriculares, 32 bolsos y 68 pañuelos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.