El SAMU 061 ha equipado todas las ambulancias de transporte sanitario no urgente de las Islas Baleares con un desfibrilador semiautomático. La incorporación de un desfibrilador en estos vehículos-que ya alcanza las cien unidades-permite aumentar las probabilidades de supervivencia en caso de un ataque de corazón. El objetivo del SAMU 061 es ampliar la red de cardioprotección a los ciudadanos de las Islas Baleares en las situaciones de paro cardíaco. Las emergencias cardíacas repentinas se relacionan con la fibrilación ventricular, es decir, ritmo cardíaco anormal-, que si no se previene a tiempo puede provocar la muerte. Con la desfibrilación se aplica una descarga controlada de electricidad en el corazón para que retome el ritmo normal. Los desfibriladores semiautomáticos están formados por un pequeño ordenador que analiza las posibles anomalías del ritmo cardíaco y la posibilidad de aplicar o no la descarga, además de un sistema que guía al operador durante el proceso y una batería con suficiente energía para hacerlo funcionar. Las ambulancias de transporte sanitario no urgente son aquellas destinadas al transporte programado de pacientes (traslado con planificación desde el domicilio, como en los casos de rehabilitación o hemodiálisis) y los traslados intrahospitalarios, altas médicas, etc. Las ambulancias de transporte urgente (soporte vital básico y soporte vital avanzado) destinadas a las urgencias y las emergencias ya disponían de estos equipamientos como parte básica de su dotación. Hay que añadir que los técnicos de las ambulancias de transporte sanitario no urgente han sido formados y calificados por el mismo SAMU 061 para hacer maniobras de soporte vital básico y usar el desfibrilador semiautomático.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.