El Ministerio de Industria y Energía establece la retribución a la inversión en 76 euros para Mallorca-Menorca y hasta 140 para Ibiza-Formentera

El primer Régimen Especial de Renovables de Baleares fija interesantes incentivos económicos a la inversión en instalaciones fotovoltaicas y eólicas

El conseller Joaquín García destaca que generará actividad económica y supondrá un impulso a las energías renovables en las Islas El Ministerio de Industria y Energía ha hecho pública la orden de las retribuciones a la inversión para instalaciones solares y fotovoltaicas en Baleares, previstas en el régimen especial de renovables para las Islas. Con las cifras, que ahora se exponen en un periodo de alegaciones, se hará especialmente atractiva la generación de estas energías en nuestra Comunidad. El conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García, destaca que “es el primer reconocimiento específico a las peculiaridades de las Islas en un ámbito estratégico, después de tiempo reivindicando ello, con el presidente a la cabeza. Ahora confiamos en el desarrollo de otro económico más amplio. En cualquier caso, las retribuciones previstas moverán un subsector de nuestra economía, que impulsará inversiones y supondrá la creación de nuevos puestos de trabajo “. La orden ministerial de las retribuciones a la inversión para instalaciones solares y fotovoltaicas en Baleares diferencia entre los dos subsistemas eléctricos de las islas. Por un lado, está el de Mallorca y Menorca, donde la retribución a la inversión para instalaciones solares y fotovoltaicas se sitúa en un máximo de 76 euros por megavatio / hora, para compensar el sobrecoste de 84,6 euros que tiene la generación de energía convencional en estas Islas. Por otra parte, se establece una referencia de 105 a 140 euros por megavatio / hora en Ibiza y Formentera, por el sobrecoste del sistema de las Pitiusas que se estima en 162,4 euros. Con estas retribuciones, la inversión en instalaciones solares y fotovoltaicas será especialmente interesante para los diferentes actores del proceso generador de energía. El sistema nacional gana, con un ahorro en los costes con respecto a la generación de energía convencional. Por su parte, el inversor que apueste por energías renovables se garantiza una rentabilidad a sus instalaciones. “Las retribuciones previstas para Madrid suponen un margen interesante para el negocio. Y en este caso, no sólo hablamos de economía y trabajo, sino también de medio ambiente y sostenibilidad “, subraya el conseller de Economía y Competitividad. “Nuestras Islas-continúa Joaquín García-se van a beneficiar con las inversiones en energías solar y eólica, con la generación de una energía mucho más limpia que la convencional”. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia informará ahora de la propuesta del Ministerio, que se encuentra en periodo de alegaciones. Por su parte, el Gobierno balear, que se muestra inicialmente satisfecho con las referencias contempladas, estudiará junto a un equipo de profesionales del sector, para presentar mejoras en la orden; básicamente en los procedimientos que en ella se detallan. En cualquier caso, subraya la relevancia del primer régimen especial de energías renovables conseguido para las Islas. El conseller se manifiesta “satisfecho de los resultados conseguidos hasta la fecha, pero desde la Dirección General de Industria y Energía, con su responsable, Jaime Ochogavía, al frente, aunque trataremos de conseguir algunas mejoras adicionales para reforzar la apuesta de este Gobierno por las energías renovables. Nuestro plan estratégico lo define claramente, tenemos que ir hacia las energías limpias y con este nuevo marco podemos ser especialmente ambiciosos “. El nuevo sistema previsto en el decreto ministerial contempla las retribuciones a la inversión en instalaciones solares y fotovoltaicas, que se ajustarán en sucesivas subastas, junto a un sistema de compensaciones si el precio del mercado fluctuara mucho. El objetivo principal es que estas referencias a las Islas aproximen siempre el máximo posible al precio de mercado de la generación de la energía convencional, lo que ya beneficia de por sí el propio sistema, al tiempo que genera importantes incentivos para los inversores, incidiendo en la apuesta decidida por las energías renovables.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.