El juez José Castro ha sido sorprendido hoy domingo, como cualquier ciudadano de Palma, subiéndose a la Noria de la Fira del Ram y disfrutando como un niño.

El magistrado estrella estuvo un buen rato haciendo cola y cuando le tocó subió a la noria. 

Dicen los que conocen a José Castro que es una persona muy sencilla, humilde, trabajadora y campechana. Nunca trata de sacar partido de su cargo y se muestra muy cercana con el pueblo llano que al reconocerlo le saluda y en muchos casos le felicita por su labor. 

Hoy domingo, hemos podido ver a un Castro más distendido que disfrutó como un niño en una de las atracciones más espectaculares de la Fira del Ram.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.