La Guardia Civil en la tarde del pasado día 18 detuvo a dos jóvenes de 23 y 28 años de edad, como presuntos autores de dos robos en interior de casa habitada en la zona de Cala San Vicente de Pollensa.

Inspeccionados dos domicilios objeto del robo, se recabaron datos sobre dos sospechosos a bordo de un turismo azul que acababa de huir del lugar. Se realizaron batidas por la zona y se localizó un vehículo de las mismas características con dos varones en el interior que al verse detectados emprendiendo la huida, dando inicio a una persecución que acabó con el abandono del coche en una zona boscosa. Sin paradero de los ocupantes.

Tras varias horas buscándolos por el bosque, las patrullas de la Guardia Civil logrando localizarlos sobre las 22.00 horas a los dos sospechosos escondidos en unos matorrales. Ambos con amplio historial delictivo.

Al día siguiente sábado 19 se localizó un ‘zulo’ en el monte conocido como Ses Coves Blanques, donde se recuperaron cuatrocientos euros en efectivo, siete tarjetas de crédito, dos teléfonos móviles de última generación, una cámara de video, una cámara fotográfica, una tablet y unas gafas de sol, todo ello valorado en unos 3500 euros, logrando esclarecer los dos robos en casa habitada. Así mismo se intervinieron un juego de llaves manipuladas y modificadas como llaves maestras y un destornillador, útiles que empleaban los detenidos para forzar cerraduras.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.