Agentes de la Policía Nacional han detenido a un camionero alemán que presuntamente utilizaba conexiones wifi abiertas para intercambiar pornografía infantil en Internet. Usaba las redes de algunas estaciones de servicio donde repostaba o pernoctaba. A través de un software específico compartía el contenido de archivos de contenido pedófilo a los que sólo podían acceder aquellas personas a las que el usuario del programa había invitado. Los investigadores detectaron que había accedido a la Red, además de en España, en otros países como en Bélgica, Francia y en su país de origen, Alemania. El transportista en el momento del arresto iba acompañado de un menor que, tras comprobarse que no había sufrido ningún tipo de abuso, fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.

La investigación se inició en febrero de 2013 cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un individuo distribuía archivos de contenido pedófilo -niñas preadolescentes en actividades sexuales explícitas- a través de una aplicación de Internet. Las primeras pesquisas constataron que las conexiones a la Red se encontraban asociadas a proveedores de acceso a Internet ubicados en nuestro país. Además se averiguó que estas conexiones se producían desde direcciones IP asignadas a una estación de servicio.

“Pillado” conectado

 

Los agentes, tras realizar un seguimiento de las conexiones del usuario, comprobaron que en fechas consecutivas había accedido en otras estaciones de servicio, no sólo de España, sino también en Alemania, Bélgica y Francia. Con esta información, se barajó la hipótesis de que podría tratarse de un transportista que usaba conexiones wifi abiertas en las gasolineras en las que paraba a repostar o pernoctar. Los investigadores acudieron a varias estaciones de servicio intentando localizar, identificar y detener al pedófilo. Además, habían averiguado que podría viajar en un camión con la cabina blanca y con unas estrellas en el lateral de la cabina. Finalmente consiguieron localizarlo en la carretera de Burgos cuando hacía uso de su ordenador personal y se comprobó que se había conectado para descargar y distribuir archivos de contenido pornográfico infantil, por lo que procedieron a su detención

En el momento de su arresto, los agentes comprobaron que viajaba con un menor y, ante la posibilidad de que hubiera sido víctima de abuso sexual, fue trasladado a un Hospital para ser examinado. El análisis resultó ser negativo. En las declaraciones que prestó el detenido manifestó que era hijo de una amiga suya y que habiendo sido condenado en una ocasión a 32 meses de prisión en Alemania por abusar sexualmente de su hijastra.

Entre los efectos intervenidos al arrestado se encuentra numeroso material informático como discos duros, una tablet, dos ordenadores portátiles y una cámara fotográfica, cuyo contenido está pendiente de ser analizado.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Central de Investigación Tecnológica de la UIT, adscrita a la Comisaría General de Policía Judicial y agentes de la Comisaría Provincial de Burgos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.