Palma/10/09/2013/
La Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria en una operación conjunta, detienen a 16 personas e Interceptan un velero con 800 kg de cocaína, desarticulando una red dedicada al narcotráfico desde Sudamérica a Europa
En las distintas fases de la operación se ha interceptado un velero en alta mar cargado con más de 800 kilos de cocaína ocultos en su armazón, se ha detenido a un total de 16 personas y, además del barco y la droga, se han intervenido un catamarán, varios vehículos, dinero en metálico y otros efectos relacionados con el delito, así como una pistola.
El barco, de nombre Bucannero, fue interceptado en aguas internacionales, el pasado 2 de septiembre, al norte de las Islas Azores, en un operativo desarrollado por agentes de la Benemérita y del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional a bordo del buque oceánico de la Guardia Civil “Río Segura”.
En el interior de la embarcación se localizaron 800 kilos de cocaína ocultos en su armazón. Durante el abordaje fueron arrestados los cuatro tripulantes del velero, dos ciudadanos estonios, uno de origen serbio y un español. Además, los agentes pudieron comprobar que el barco estaba registrado a nombre de una sociedad de Gibraltar.
Operación en tierra
Tras las detenciones en alta mar, se puso en marcha un amplio dispositivo, desarrollado conjuntamente entre la Policía Nacional y Guardia Civil en diversas localidades de Málaga y Cádiz. Este operativo se desarrolló de forma simultánea y concluyó con la detención de otras once personas y la práctica de cinco registros domiciliaros. En las viviendas registradas se hallaron 34.340 euros, 8.495 libras esterlinas, 22.945 libras escocesas, una pistola, dos armas de fuego simuladas y otros efectos. También fue intervenido un velero tipo catamarán en el Puerto del Rompido de Huelva.
Origen de la investigación
Durante los años 2009 y 2010, el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, el Grupo de Respuesta Especializada contra el Crimen Organizado (GRECO) de la Policía Nacional de la Costa del Sol y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) de Cádiz llevaron a cabo sendas operaciones por las que se desarticuló una organización criminal afincada en Cádiz y Málaga que se dedicaba a la introducción de hachís en España procedente de Marruecos, para lo que utilizaban medios aéreos.
Fruto de aquellas operaciones policiales, la Policía Nacional y la Guardia Civil abrieron hace más de un año una nueva línea de investigación conjunta sobre una organización criminal liderada por tres hombres afincados en las localidades malagueñas de Ronda y Marbella. A estos sujetos se les relacionaba desde hace años con actividades vinculadas con el tráfico de cocaína y hachís en el sur de España. En agosto del año pasado, uno de ellos fue localizado en la isla de Tenerife realizando gestiones junto a varios individuos de origen estonio, para la puesta a punto de un velero de nombre “Bucanero”. A partir de ese momento, la embarcación fue controlada por los investigadores para determinar si iba a ser utilizada para en transporte de estupefacientes. En octubre, el barco partió hacia las islas de Trinidad y Tobago y Granada, donde ha permanecido hasta el pasado mes de agosto.
Desde la partida del barco los investigadores detectaron varios desplazamientos a Venezuela de los responsables de la organización. En estos viajes realizaron contactos con suministradores de cocaína del país sudamericano, a los que ofrecieron la posibilidad de transportar una importante cantidad de cocaína en barcos de recreo.
Frecuentes desplazamientos a Venezuela
El pasado mes de junio, al objeto de sufragar los frecuentes desplazamientos a Venezuela y otras cuestiones logísticas relacionadas con el envío del velero, los responsables de la organización coordinaron el transporte de siete kilogramos de cocaína.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.