Los vecinos de la calle Aragón de Palma, a la altura del número 48, están muy enfadados con las autoridades y se sienten indefensos. 

Los mendigos de la zona se han apoderado de un cajero automático de Bankia y se pasan todo el día por la zona. El problema no es ese, según nos cuentan los vecinos. 

“Antes de irse a dormir o cuando se levantan no tienen problema en recorrer 10 metros y en el parking de motos y maceteros de la calle Aragón ponerse a orinar. Y cuando tienen ganas de defecar lo hacen entre los coches de la calle Maria Canals que es una travesía de Aragón”, dicen los residentes del lugar. 

Algunos vecinos nos cuentan que han hablado con Bankia y les dicen que ellos no pueden hacer nada. 

Si quieres enviar tus quejas o denuncias puedes hacerlo en: redaccion@cronicabalear.es

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.