El que fuese rector de la parroquia de Sant Sebastià de Palma durante muchos años, Alfred Miralles y el canónigo Joan Darder han protagonizado un espectáculo lamentable y la indignación del Bisbat de Mallorca.

El pasado jueves, tal y como adelanta, en exclusiva el diario Ultima Hora en su edición de hoy sábado, Joan Darder paseaba por la Avenidas de Palma cuando se vio sorprendido por el sacerdote Alfred Miralles que estaba sentado en una terraza. Éste se levanto y le comenzó a dar puñetazos y cogerlo del cuello hasta que lo tiró al suelo. 

Algunos transeúntes se interpusieron entre ambos hasta que llegó la policía.

Tras acudir al hospital, el canónigo de la Seu Joan Darder acudió a la Policía Nacional e interpuso una denuncia contra Alfred Miralles.

 

El Bisbat de Mallorca, hoy sábado, ha realizado un comunicado de prensa en el que cataloga de deplorabel el comportamiento de los dos sacerdotes y califica los hechos de  impropios de cualquier cristiano, y especialmente de sacerdotes que están llamados a dar testimonio de fraternidad.

Además, el Obispo de Mallorca pide disculpas por el mal ejemplo dado y afirman que llevarán a cabo los procedimientos oportunos adecuados al caso.

Parece ser que entre los dos sacerdotes hay viejas rencillas que solucionaron al puro estilo callejero. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.