Esta mañana la Policía Local de Palma ha montado un dispositivo en la zona del mercado de Pere Garau ya que tenía constancia de que se vendían ilegalmente algunos productoas. Durante el operativo han visto cómo algunas personas ofrecían patatas a muy bajo precio las personas que paseaban o compraban por allí.

 

Si éstas aceptaban el ofrecimiento iban a una furgoneta y traían sacos de patatas. Los agentes han levantado cuatro actas: dos por venta ilegal y dos por menosprecio a la autoridad. La Policía Local ha intervenido el vehículo de estos vendedores en el que había un total de 2.500 kilos de patatas, que se prevén dar a Zaqueo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.