El desdoblamiento de la carretera Ma-30 garantiza perfectamente el paso para peatones entre Son Ferriol y el hospital Son Llatzer, según consta en el proyecto constructivo del tramo II de la que será la segunda vía de circunvalación de Palma, aprobado y adjudicado por el Departamento de Urbanismo y Territorio del Consell de Mallorca.

Este proyecto introdujo la mayoría de las alegaciones recibidas tanto del Ayuntamiento de Palma como de las asociaciones de vecinos y de particulares durante los dos períodos de información pública.

En este sentido, se incluyó la ejecución de un nuevo paseo peatonal que transcurrirá por un lateral de la nueva rotonda elevada para conectar el barrio de Son Ferriol con Son Llatzer. El proyecto anterior, que encontró el actual gobierno insular, no preveía ninguna actuación para mejorar esta conexión peatonal.

El itinerario peatonal contará con dos metros de anchura y una barrera de seguridad para proteger a los usuarios del paseo y se dotará de alumbrado.

La actuación está consensuada con el Ayuntamiento de Palma y el consistorio cederá 812 metros de terrenos para hacer posible esta vía.

El conseller de Urbanismo y Territorio, Mauricio Rovira, ha desmentido las afirmaciones del grupo de la oposición MES y ha afirmado que “no es cierto que se haya reducido el presupuesto de esta obra para destinarlo a otro proyecto como han declarado. Al contrario, se ha incrementado, para introducir las mejoras solicitadas por los vecinos “. 

Las mejoras introducidas en el proyecto de este tramo del desdoblamiento hizo aumentar el presupuesto en seis millones de euros. Además del paseo peatonal, se incluyó el desplazamiento de la rotonda a distinto nivel de la Ma-30, en la intersección con la carretera de Sineu (Ma-3011) en dirección norte, alejándola, lo máximo posible, de Son Ferriol. La rotonda no se elevará de forma considerable respecto de la cota actual, evitando el posible impacto en la zona urbana de Son Ferriol.

Dentro de este nuevo espacio, entre Son Ferriol y la futura rotonda, se plantea crear una zona verde con juegos infantiles.

El nuevo proyecto añadió también un acceso nuevo a Son Ferriol que no se había previsto en el anterior, ampliando la actual vía municipal del camino de ses Baterías 9 metros. Además, se ha diseñado una rotonda nueva en la intersección entre la carretera vieja de Manacor (Ma-15D) y el camino de ses Baterías.

Y, en la carretera vieja de Manacor, también se ha previsto un paso de peatones y bicicletas regulado con semáforos, ante la calle Babieca, que permitirá que los vecinos y usuarios de la zona industrial puedan atravesar hacia la vía de servicio para la carretera vieja de Manacor con las máximas garantías de seguridad.

Esta obra de desdoblamiento de la carretera Ma-30 está financiada por el Ministerio de Fomento el convenio de carreteras y, en breve, se adjudicará de forma definitiva para comenzar las obras este año.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.