El inspector de Crimen Organizado Carlos José G., ha sido nuevamente detenido por sus compañeros del Cuerpo Nacional de Policía acusado de conducir, presuntamente, borracho y provocar un accidente en Palma.

Los hechos, según información a la que ha tenido acceso Crónica Balear sucedieron de la siguiente forma:

El viernes el inspector sufre un accidente de coche con su vehículo particular. Al personarse en el lugar del siniestro la policía se dan cuenta que el conductor es Carlos José G., y que presentaba síntomas evidentes de que había ingerido abundante alcohol.

Tras realizar las consultas a sus superiores, desde la jefatura se ordena que lo detengan.

Durante el viernes se le toma declaración en calidad de detenido y pasa la noche en dependencias policiales. En la mañana del sábado, con el resto de detenidos ordinarios, pasa a disposición del juez de guardia quien ordena su puesta en libertad con cargos.

Lo más destacado es que se trata del mismo inspector que se vio implicado en el accidente mortal de un ciclista alemana en la carretera de Cap Blanc.

Los magistrados condenaron con una multa de 1.620 euros al inspector de Crimen Organizado de la Policía Nacional que en aquella ocasión iba de acompañante completamente borracho y que cogió el coche unos minutos más tarde de producirse el siniestro mortal.
El Juzgado de lo Penal número 5 de Palma hizo pública la sentencia hace unos días y el viernes el citado oficial ya provocó un accidente bajo los efectos del alcohol.

En el contenido de la sentencia, el magistrado entiende que el agente que conducía el vehículo camuflado de la Policía Nacional conducía bajo los efectos del alcohol y circulando a gran velocidad cuando golpeó a la ciclista bruscamente, lo que provocó que la mujer saliera despedida e impactara contra un árbol y muriese por las graves lesiones que sufrió.
Tras el accidente, el agente y el inspector (que iba de acompañante) abandonaron rápidamente el lugar del suceso y se dirigieron a su domicilio.
La penas:
R.A.G., policía que conducía 3 años por un delito de homicidio imprudente.
Siete meses por otro delito de omisión del deber del socorro.
Cuatro años de privación del derecho a conducir.
El inspector C.J.G.C., ha sido condenado a 9 meses de multa, por un total de 1.620 euros, así como año y un día de privación del derecho a conducir, por omisión del deber de socorro

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.