La Guardia Civil y la Policía Local del municipio de Sant Antoni de Portmany han desmantelado en un operativo conjunto un desguace ilegal de vehículos.
La investigación se inició hace dos semanas al detectar como en un solar situado en el municipio de Sant Antoni de Portmany se estaban dedicando al desguace de vehículos. Una vez recabada toda la información sobre el lugar y personas que se encontraban trabajando procedieron a realizar la correspondiente inspección junto al técnico de medio ambiente del Ayuntamiento así como con miembros del servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA).
Los agentes pudieron comprobar que en dicho solar se procedía a la quema de componentes propios de vehículos, como neumáticos, cableado y diferentes piezas de automoción. Asimismo, se constató la existencia de vehículos a motor en estado de semi-desguace o totalmente desguazados los cuales eran usados como almacén de piezas y componentes en buen estado de funcionamiento.
Dentro del mismo solar los agentes localizaron un almacén el cual realizaba reparaciones de vehículos, careciendo de cualquier tipo de licencia administrativa para ello.
Tras realizar las comprobaciones pertinentes respecto al cumplimiento de las operaciones de gestión de los vehículos al final de su vida útil que establece la normativa en este sector, se constató la ausencia total de autorizaciones para el funcionamiento de este tipo de instalaciones, además del incumplimiento de las exigencias fijadas y de las obligaciones impuestas por la legislación que regula la gestión de vehículos en este estado, así como en lo relativo al envasado, etiquetado, registro y, muy especialmente, el almacenamiento y gestión posterior de los residuos generados por su actividad mediante su entrega a un gestor autorizado de residuos peligrosos, motivo por el cual se procedió a incoar diversas denuncias administrativas por infracciones graves y muy graves.
Durante el desarrollo de la inspección se pudo constatar que el objetivo final de todas las actuaciones ilegales detectadas, era la obtención de metales mediante operaciones de retirada y desensamblaje de sus componentes, no dudando incluso, en el uso del fuego para desprender el material plástico que recubre a algunos de ellos.
Con motivo de dicho dispositivo se puso a disposición judicial a un varón de 54 años de edad y de nacionalidad Española por ser presunto autor de un delito de hurto de vehículo, al localizar un vehículo totalmente desguazado que se encontraba sustraído desde el pasado verano y un delito contra los derechos de los trabajadores al tener trabajando a una persona en situación irregular en el territorio Español.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.