El expárroco de la parroquia de Sant Sebastià de Palma, Alfred Miralles ha sido denunciado por un antiguo responsable de mantenimiento y acusado de un presunto caso de abuso sexual a un menor de edad.

Según consta en la denuncia interpuesta ante la Policía Nacional de Palma y ratificada en el juzgado de vía Alemania, el denunciante afirma que un día sorprendió al sacerdote en la cama con un menor.

El denunciante es un boliviano de unos 45 años que, hace poco más de un mes, se vio involucrado junto a su hija en una presunta agresión a un sacerdote de 70 años en la misma parroquia. Por estos hechos, tanto padre como hija fueron detenidos.

La Caja de Pandora ha reventado en el momento que Alfred Miralles y el canónigo Joan Darder se pelearon en frente del Corte Inglés de las Avenidas de Palma protagonizando un espectáculo lamentable. El propio Obispado de Mallorca catalogó los hechos de lamentables, fuera de lugar y pidieron disculpas públicamente.

Por su parte, el expárroco de Sant Sebastià argumenta que todo es obra de una campaña de difamación encabezada y dirigida por el canónigo Joan Darder. 

La Policía Judicial se ha hecho cargo del tema y son los responsables de investigar los hechos acontecidos. Crónica Balear ha podido saber que en la denuncia el que fuese responsable del mantenimiento de la parroquia apunta que le constan que hay más víctimas. Si fuese cierto su versión, al destaparse el escándalo podrían salir a la luz nuevos casos. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.